Foto: Pixabay
Sigue consejos para ayudar a que la rutina de tu hijo no se vea afectada por el horario de verano de este domingo.

Que el cambio de horario no afecte el sueño de tu hijo

(TODO BEBÉ).-Mamá recuerda que este domingo 12 de marzo inicia el horario de verano y hay que adelantar el reloj una hora. Para muchos adultos el cambio de horario podría tener un efecto negativo en sus patrones de sueño, ahora imagina para los niños, informó USANA Health Sciences.

Para los menores perder una hora adicional de sueño durante el próximo fin de semana puede tener un efecto perjudicial en su rutina, agrega la fuente.

“Nuestros cuerpos tienen un ciclo natural de 24 horas o un ritmo circadiano, así que cuando cambiamos el reloj y “perdemos “una hora de sueño, puede ser una sacudida a nuestro sistema. El impacto del cambio puede variar dependiendo de su personal Salud, hábitos de sueño y su estilo de vida “, dice Nancy Rothstein, Embajadora del Sueño® y Directora de Programas Corporativos de Sueño de CIRCADIAN.

Citando a la fuente estos son algunos consejos para ayudar a que tu hijo supere este cambio de horario sin que su sueño se vea afectado:

• Para facilitar gradualmente el cambio se recomienda llevarlo a la cama y despertarlo entre 10-15 minutos antes, durante los días y noches anteriores al horario de verano. Esto ayuda a que el reloj de su cuerpo se ajuste lentamente.
• Es bueno exponerse a la luz natural durante las horas de vigilia, pero no exponerlos a la luz artificial brillante cuando ya está oscuro en el exterior; esto confunde al reloj del cuerpo.
• Desconéctalo de la tecnología al menos una hora antes de acostarse para evitar la estimulación cerebral y la supresión de la melatonina causada por la luz azul que emana de las pantallas de los dispositivos (teléfonos, tabletas, computadoras, etc.).
• ¿Qué hacer con esta nueva hora de tiempo “libre” sin recurrir a la tecnología? Podrías darle un rico baño, leerle un cuento, hacer con él un poco de estiramiento suave calmante plantea a la transición a un sueño tranquilo.
• Sigue una rutina todos los días antes de acostarlo que sea calmante y/o relajante.

Todo esto le ayudará a tu hijo a no sentir un cambio tan drástico en cada cambio de horario. Él te lo agradecerá.

 

Danos tu opinión