Foto: Thinkstock
Estos son algunas de las recomendaciones que te ayudarán a lograr que tu hijo se vaya a la cama a buena hora.

Así es como un niño se ve afectado por dormirse muy tarde

(TODO BEBÉ).- Acostumbrar a tu hijo a que se duerma temprano es uno de los problemas más comunes por lo que la mayoría de los padres pasan, según la publicación del sitio web Baby Center.

La hora de dormir puede convertirse en una pesadilla cuando los niños se rehúsan a dormirse temprano, agrega la fuente.

“El irse a dormir temprano” marca una gran diferencia en el desarrollo y crecimiento del niño” dice el Dr. José Ferreira Belisario, psiquiatra pediátrico.

Tienes que saber en primer lugar que será difícil que un niño acepte complacido irse a dormir mientras los demás están conviviendo con las luces y la TV prendidas o divirtiéndose con el Smartphone. 

Los menores trasnochadores se ven realmente afectados a corto y a largo plazo. Además que están somnolientos durante el siguiente día, la hormona del crecimiento actúa alrededor de las 12:30 de la noche en la cuarta etapa del sueño. Así que la hormona tendrá menos tiempo para trabajar mientras más tarde se duerma el pequeño.

Por otra parte estudios demuestran que un niño que duerme menos retendrá menos información y conocimiento que el niño que durmió por largas horas.

El Dr. Ferreira Belisario advierte que los padres deberían pensar en estrategias para mejorar la calidad del sueño de familia en general. Citando a la fuente, estos son algunas de las recomendaciones que te ayudarán a lograr que tu hijo se duerma temprano:

  • No utilizar luces blancas en casa, sobre todo habitaciones ya que esta emite una onda azul que actúa directamente sobre la retina e inhibe la hormona del sueño, llamada melatonina.
  • Una casa necesita luces amarillas (luces cálidas),  que relajan e inducen el sueño.
  • No es bueno dejar encendidos teléfonos, iPads o cualquier otro electrónico a la hora de dormir; este hábito afecta el sueño y la salud.

Especialistas confirman que si es posible cambiar los hábitos en los niños pero para lograrlo se requiere del trabajo de toda la familia.

 

Si bien es cierto que cada caso es distinto, para muchos padres el trabajo se convierte en el principal objetivo y el centro de su vida. Se olvidan que se trabaja para pagar un techo pero para construir un hogar y niños felices se necesita mucho más que eso.

Danos tu opinión