Foto: Thinkstock
Hay muchos enigmas respecto al momento del parto que aún se siguen estudiando, advierten.

Este es el riesgo de separar al recién nacido de su madre

(TODO BEBÉ).- La ciencia y la psiquiatría sugieren que el bebé no debe ser separado de la madre justo después de nacer, pues podría traer consecuencias a la salud de ambos, publicó la revista Padres e hijos.

Existen procesos biológicos, químicos y emocionales que experimenta el cerebro de la madre y del bebé en el momento del parto, añade la fuente. 

Según Ibone Olza, psiquiatra infantil y perinatal de la Universidad de Alcalá, en ese preciso momento el cerebro de ambos se encuentra bañado de hormonas que facilitan las condiciones fisiológicas para el primer encuentro.

La oxitocina, endorfinas y adrenalina son las responsables de incrementan las emociones del primer encuentro  y hacen de ese instante único quede en la memoria de los dos:

“Lo que ha previsto la naturaleza es que ese primer encuentro sea amoroso, placentero y adictivo, para que las madres quieran permanecer muy cerca de sus bebés durante los primeros meses de su vida como mínimo”, explica la psiquiatra.

No obstante hay ciertos protocolos de seguridad impuestos en los hospitales que separan al bebé de su madre inmediatamente después de haber llegado al mundo con el fin de asearlo y realizarle un chequeo.

Pero los estudios sugieren que separarlos puede ser perjudicial para ambos. De acuerdo a la revista, el hecho de que el bebé se quede con la madre justo después de nacer tiene grandes beneficios:

•Disminuye el estrés debido al proceso de parto.

•Hay mayor probabilidad de que la lactancia se inicie de manera espontánea.

•Ayuda a fortalecer el vínculo entre ambos.

Sin embargo si el bebé es separado de su madre puede sufrir de un considerable estrés el cual asimilará con una sensación de abandono, advierten. Por otra parte, esto es lo que argumentan los expertos en cuanto a la salud de la madre:

•Especialistas en psiquiatría hacen una comparación de la actitud agresiva que toman las madres mamíferas cuando son separadas de sus crías advirtiendo que no es tan diferente en el caso de los humanos. 

•Se piensa que depresión post-parto podría estar estrechamente relacionada con la separación del bebé después de dar a luz.

Asimismo los especialistas aseguran que, independientemente de los protocolos actuales, se sigue trabajando para que en el momento del parto se prioricen las necesidades del bebé y su madre. 

Danos tu opinión