Foto: Thinkstock
Entre ellos hay más que solo juegos, celos y peleas.

Cosas inevitables en las relaciones entre hermanos

(TODO BEBÉ).- Los niños pasan la mayor parte del tiempo entre hermanos; por esto según la ciencia hay mucho más que celos y peleas entre ellos, publicó la revista Padres e hijos.

Un niño pasa más tiempo con su hermano que con cualquier otra persona, incluso que con sus padres. Citando a la fuente estos son cosas que tal vez no conoces de las relaciones estrechas entre hermanos:

1.Tiempo libre. De acuerdo a recientes estudios a los 11 años el tiempo entre hermanos es de un 33% del tiempo libre; lo que equivale a 11 horas a la semana aproximadamente.

2.Con quien más peleamos. Los niños pueden pelearse con muchas personas, pero las investigaciones coinciden en que los hermanos entre 3 y 7 años se pelean 3 veces más.

3.El hijo preferido. Aunque la mayoría lo niegue, el 65% de las madres y 70% de los padres tienen preferencias sobre uno de sus hijos y ellos lo pueden notar (incluso el más consentido).

4.Hermanos del sexo opuesto. Cuando los hijos no son del mismo sexo, estos definen más su feminidad u hombría dependiendo el caso. Es decir, las niñas se comportan más femeninas y delicadas; así como los niños más agresivos y varoniles.

5.Facilitan las relaciones sociales. Si son de sexos opuestos, cada uno aprende a relacionarse con el otro género.

6.Los primogénitos son más inteligentes. Primero porque los padres se esfuerzan más con el primer hijo y también porque  los hermanos mayores pasan mucho tiempo enseñando a sus hermanos menores, y eso les ayuda a reforzar sus conocimientos.

7.Hermanos menores son más extrovertidos. Al ser los bebés de la casa, están acostumbrados a ser el centro de la atención, hablar y lidiar con más personas que desean conocerlo o mimarlo.

8.Malos hábitos entre hermanos. Los menores imitan a sus hermanos mayores. Esto es más frecuente cuando los hermanos tienen una gran diferencia de edad, aseguran estudios.

9.Los hermanos menores son más saludables. Los gérmenes que se han acumulado en casa ayudan a que el sistema inmune se fortalezca, lo que hace más fuerte al niño que viene después.

10.Los hijos únicos maduran más rápido. Esto sucede porque interactúa mayormente con adultos y en consecuencia aprende a pensar antes como adulto.

    Danos tu opinión