Foto: Thinkstock
Estos tienen un mejor rendimiento en la escuela porque reciben una atención más intensa de sus padres, aseguran.

El primer hijo es más inteligente, estudio

(TODO BEBÉ).-Los niños nacidos primero tienen un mejor rendimiento en la escuela porque reciben una atención más intensa de sus padres, revela una nueva investigación según la publicación de The Telegraph.

El primogénito recibe más atención de los nuevos padres por lo que tiende a ser mejor en la escuela; y también tienen una mayor oportunidad de disfrutar de mejores salarios y una mayor educación en la edad avanzada, dicen los expertos.

Las estadísticas de más de una década revelan que los padres si dedicaron más tiempo desarrollando habilidades de pensamiento con su primer hijo; luego se relajaron con los que vinieron después. Los resultados arrojaron que incluso tendían a participar en menos actividades con sus hijos pequeños.

Dichos hallazgos pueden ser útiles para explicar el “efecto del orden de nacimiento”. Aunque todos los niños dentro de una familia tendían a recibir el mismo nivel de apoyo emocional, sin embargo la estimulación intelectual se reduce, confirma el reporte estadístico:

“A medida que el hogar crece, el tiempo tiene que dividirse con los niños más pequeños, por lo que pierden la ventaja de ser un hijo único por un tiempo”, refiere la Dra. Ana de la Universidad de Edimburgo, autora principal del estudio.

“No significa que los primogénitos consigan más amor, que permanezca igual. Pero reciben más atención, especialmente en esos importantes años formativos”, añade.

Para el estudio fueron estudiados los casos de casi  5.000 niños desde antes de su nacimiento hasta los 14 años de edad. Al mismo tiempo, observaron los investigadores el comportamiento de los padres y la estimulación mental y apoyo que estos ofrecieron a sus hijos.

Cabe mencionar que este fue el primer estudio en su clase donde se compara a los primogénitos con hermanos menores desde el útero hasta la infancia. Numerosos estudios han encontrado grandes diferencias en los resultados educativos y laborales de los adultos por su orden de nacimiento, aseguran los especialistas.

“Para la mayoría, probablemente no es difícil entender cómo y por qué el enfoque y las habilidades parentales pueden cambiar con sus hijos”, dicen los médicos. “Estos amplios cambios en la conducta de los padres parecen poner a sus hijos nacidos en una trayectoria más baja para el desarrollo cognitivo y el rendimiento académico con un impacto duradero en los resultados de los adultos”, advierten.

Danos tu opinión