Foto: Flickr
El vínculo madre e hijo se va haciendo más fuerte a medida que el niño crece.

Este es el real significado de los berrinches de tu hijo

(TODO BEBÉ).- Diversos estudios sugieren que los berrinches son una prueba de que el estrecho lazo que hay entre madre e hijo se ha reforzado, según la publicación de Baby Center.

El vínculo se va haciendo más fuerte a medida que el niño crece, aunque aparentemente se pasa la mayor parte del tiempo pataleando, agrega la fuente.

Los berrinches de los niños son como las peleas de los enamorados, compara Emma Adam:

“Sólo son capaces de llorar descontroladamente porque te quieren mucho. En otras palabras, tu niño jamás podría sentirse tan decepcionado o enojado si antes no hubiera confiado profundamente en ti”, dijo Adam.

Aunque te sientas increíblemente frustrada con tu niño en esta edad crítica, eso no significa que vayas a dejar de quererlo. Recuerda que tienes la naturaleza a tu favor.

Científicos británicos estudiaron el cerebro de un grupo de madres mientras estas miraban fotografías de su hijos de entre 12 y 36 meses de edad. En el escáner se pudo observar que el área que se encendió fue la responsable del placer porque a esa edad no es posible juzgar o criticar a tu pequeño.

Incluso en otro caso de una madre cuyo hijo tiene cinco años, le es difícil aún ver cualquier aspecto negativo en su hijo:

“Antes de que naciera mi hija, me preocupaba no poder amar a otro niño de la misma forma que amo a mi hijo Josh. Pero ahora sé que sí puedo”. dijo dice Jen Harrington para dicho estudio.

Si bien es cierto que los pequeños son capaces de conocer una variedad de emociones, aún no comprenden el concepto amor como un adulto lo hace. Los niños a menudo utilizan la palabra amor para referirse a muchas personas incluso a muchos objetos, como a su juguete favorito por ejemplo.

Aunque el significado de amor sea aún es relativamente nuevo para pequeño, él sabe lo importante que es su madre y cuando necesita cariño acude a la persona en la que más confía y más apego tiene:

“Los niños buscan la ayuda de las personas en quienes más confían”, dice Braungart-Rieker, Psicóloga de la Universidad de Notre Dame.

    Danos tu opinión