Foto: Thinkstock
Los resultados fueron sorprendentes incluso para los líderes de dicha investigación.

Los dos factores que mejoran la función cerebral de los niños

(TODO BEBÉ).- El ambiente en el que se crían los niños y los micronutrientes incluidos en el cuidado prenatal son factores determinantes para el desarrollo cerebral de los niños, según una investigación informó Pulzo.

Los niños cuyas madres tomaron micronutrientes durante el embarazo tienen una mejor memoria de procedimiento (vinculada a la capacidad de aprender nuevos conocimientos y el procesamiento de capacidades motoras, cognitivas y de percepción) y función cerebral en general, aseguran.

Por otra parte el ambiente en el que se crían los niños resultó estar más ligado al desarrollo cerebral y las capacidades intelectuales generales (memoria, función ejecutiva y logros académicos) que los factores biológicos, añade la fuente.

Durante dos años, se realizaron pruebas a unos 3.000 niños indonesios cuyas madres participaron en un estudio sobre el consumo de múltiples micronutrientes durante el embarazo.

Los hijos de quienes tomaron micronutrientes exhibían una memoria de procedimiento equivalente a medio año de escolarización más que los otros, comprobaron los investigadores.

La investigación también determinó que el ambiente en el que se crían los niños está más ligado al desarrollo cerebral incluso que los factores biológicos: 

 “Este estudio demuestra que los micronutrientes maternales y el ambiente en que uno se cría al inicio de su vida salvan cerebros y ayudan a los niños a prosperar y tener éxito”,  señaló en un comunicado, el Dr. Peter Singer.

Los resultados fueron sorprendentes incluso para los líderes de dicha investigación:

“Nadie en el equipo había anticipado la magnitud por los que los factores sociales y ambientales sobrepasarían los biológicos como determinantes de la función cognitiva”, dijo el doctor Husni Muadz, de la Universidad de Mataram (Indonesia), y uno de los principales investigadores del estudio.

Según la publicación de la revista médica ‘Lancet Global Health’, estas habilidades se reflejan cuando los niños tienen de entre 9 a 12 años. 

    Danos tu opinión