Foto: Pixabay
Estar en contacto con suciedad y los microbios los beneficia.

Dejar que los niños se ensucien es bueno para su salud, según la ciencia

(TODO BEBÉ).- Si queremos que nuestros hijos crezcan de manera saludable no debemos preocuparnos cuando juegan con tierra; hay que dejar que se ensucien, según información publicada en el Diario.

Como sabes, los niños se ensucian en menos tiempo del que duraste en vestirlos. Sin embargo, no debemos desesperarnos por esto, dice en su libro Let Them Eat Dirt: Saving Your Child from an Oversanitized World (Dejá que coma tierra: salvando a tu hijo de un mundo demasiado limpio) el microbiólogo canadiense B. Brett Finlay.

Gran parte de los microbios que se encuentran en la suciedad ayudan a “entrenar” el sistema inmune y benefician la flora intestinal, explicó su teoría a la radio CBC.  Los niños que viven en el campo o que son dueños de perros, disminuyen las posibilidades de padecer asma en un 20%, agregó la fuente.

Y la razón es por que están en contacto constante con microbios, asegura el experto. Las dietas con productos industriales refinados hacen que el intestino no tenga que trabajar tanto en la digestión, añadió.

No solo hay que dejarlos que se ensucien para crecer sanos y fuertes; hay que enseñarles desde pequeños a incorporar granos, vegetales, frutos secos y frutas a diario .

“Los chicos siempre van a ser chicos, van a ponerse cosas extrañas en la boca y demás. Es su manera de experimentar el mundo, testeando el ambiente en el que viven. Necesitan esos microbios para desarrollarse“, concluyó Finlay.

    Danos tu opinión