Navidad: una fiesta de familia para la familia
La Navidad es una fecha ideal para renovar lazos e inculcar en los niños un espíritu de amor, esperanza y solidaridad.

Navidad y la historia de Papá Noel

 

(TODO BEBÉ).- En estas fechas, entre el ajetreo de las compras y el continuo bombardeo publicitario al que nos vemos sometidos, a veces se nos olvida la importancia del significado de las fiestas navideñas. Los niños sobre todo se ven influenciados por los medios de comunicación y entre tanto anuncio no comprenden que lo verdaderamente importante es lo que se celebra y no los obsequios que reciben.

Por lo anterior, es importante que los padres sepan explicarles de una forma clara y sencilla, lo que significan estas fiestas y sus orígenes.

Para empezar la palabra Navidad tiene sus raíces en la el latín “nativitá”, es decir nacimiento, y ente caso es el de Jesús, hijo de María y José, hecho que simboliza un mensaje de amor y paz, especialmente entre las familias. Esta celebración es la más importante en el calendario cristiano, por lo que es esencial que los pequeños sepan que no sólo se trata de intercambiar regalos.

Haciendo un poco de historia, se debe saber que fue a partir del año 354 cuando el papa Liberio instauró por primera vez la Navidad, la cual se hizo coincidir con la celebración romana al dios sol, enmarcando con ello la transición del culto a la principal deidad pagana, a un nuevo credo en el que Jesús es el salvador que ve por nosotros, nos cuida y nos ofrece esperanza.

Un hecho importante para recalcarles a nuestros hijos, es que estas fiestas son para celebrarse en familia, ya que al igual que Jesús, quien formaba parte de la Sagrada Familia, con María y José, ellos también viven en un núcleo, en el cual las manifestaciones de cariño y afecto deben ser  el principal motor de sus vidas.

Esta revaloración, puede ser en una excelente oportunidad para reforzar los lazos entre padres e hijos, así como una ocasión para mostrarles la satisfacción de poder compartir con los demás, ya sean parientes o amigos.

La historia de Papá Noel

Otro de los grandes protagonistas de las festividades es Santa Claus o Papá Noel, al cual se representan como un hombre simpático y bonachón, vestido de rojo, barbudo y siempre con una contagiosa sonrisa en los labios, además de ser quien premia a los niños que se portaron bien durante el año, trayéndoles obsequios, los cuales transporta en un colorido trineo jalado por unos renos, viajando por todo el mundo en la víspera de Navidad.

Sin embargo el San Nicolás histórico era un sacerdote del siglo III, que nació en lo que ahora se conoce como Turquía, quien al perder a sus padres por una enfermedad, regaló todos sus bienes entre los más necesitados y se convirtió en sacerdote.

Su leyenda se originó por el especial amor que sentía por los niños a los que obsequiaba con dulces y juguetes, obviamente el hacia las entregas cuando los pequeños dormían. De ahí la tradición de que Santa Claus entra por la chimenea y realiza su trabajo durante la noche.

Finalizando con la idea la relevancia de inculcar en los niños que lejos del consumismo que acapara la época, la Navidad es una celebración en la que el amor, la armonía y la paz son lo más importante, especialmente una celebración de y para la familia, donde los valores se deben renovar y sobre todo para compartir.

Danos tu opinión