La primera Navidad del bebé
Aquí hay algunos tips para que puedas hacer de esta fecha una experiencia para recordar y para relajarse.

La primera Navidad del bebé

(TODO BEBÉ).- La Navidad es siempre una época muy especial pero cuando se tiene un bebé nuevo en la familia, tiene aún más sentido. Aunque ellos no la vayan a recordar, hagámoslas memorables para nosotras poder contarles a nuestros hijos cuando crezcan cómo fue su primera Navidad.

Tenemos algunos tips para que puedas hacer de esta fecha una experiencia para recordar… y para relajarse.

Los regalos

Ya sea que tu pequeño tenga sólo unos días de nacido o ya casi un añito, no se dará cuenta si lo que le regalaste fue algo grande, especial o si fue un juguete sencillo.  Quizás recibirá juguetes de otros familiares o amigos, así que no te esmeres en comprar muchos. ¡Para un bebé (o un niño de cualquier edad) el mejor regalo es el amor de su mamá!

Una idea es darles algo que puedan guardar hasta que sean adultos, como una pulsera o cadena de oro, o una cobija personalizada con su nombre. Otra opción muy buena es darle un juguete educativo que no cueste mucho, como un cobija personalizada con su nombre y colores o un rompecabezas para bebés.

La celebración

Si  tu familia acostumbra celebrar la Nochebuena y quieres participar con el pequeño aunque sea por unos momentos, puedes preparar a tu bebé con algunos días de anticipación.  Empieza a cambiar su horario de sueño poquito a poco, acostándolo cada día 10 o 15 minutos más tarde. Cuando llegue el día de Nochebuena, procura tener un día tranquilo, sin mucho trajín y si es posible trata de alargar las siestas o que tome una siesta más en la tarde o en la noche, antes de las festividades.

Si el bebé se duerme con toda la bulla, déjalo que descanse, de todos modos no se dará cuenta de lo que pasa a su alrededor por su corta edad. De la misma forma, si no te sientes cómoda llevando a tu recién nacido a un lugar extraño, la noche está muy fría o las festividades duran hasta la madrugada, no te sientas obligada a ir, preferible es que siempre sigas tu instinto de madre.

En caso de ir a otra casa, recuerda llevar en la pañalera pañales y biberones suficientes (si no das pecho) para que puedas estar relajada si deciden quedarse varias horas celebrando en familia la llegada de la Navidad. Si tu bebito ya come papillas, llévalas también.

Los recuerdos

Seguro  que esta primera Navidad será inolvidable, pero aquí te tenemos 3 consejos para que además de ser memorable, tu bebé la disfrute también:

  1. No es necesario comprar ropa elegante para un bebé pequeño en su primera Navidad.  Lo más seguro es que pase dormido toda la fiesta y para no tenerlo incómodo existen pijamas navideñas de algodón que se ven muy bonitas o baberos de Navidad que sirven el mismo propósito (recuerda quitar el babero antes que se duerma).
  2. Si tu bebé ya usa sus manitos para tocar las cosas a su alrededor, estimula sus sentidos y haz que experimente algunas cosas de la celebración también.  Dale una bola de plástico del árbol para que la sostenga en las manos (nunca las de vidrio), una ramita de pino para que sienta su aroma o si tu bebé está cercano al año, una probadita de alguna comida especial de la fecha (asegúrate que no tenga ningún ingrediente que tu hijo nunca haya probado o al cual le tenga alergia).
  3. Y la mejor manera de guardar todos esos recuerdos: ¡toma muchas fotos y videos!

Sabemos que el mejor regalo que tú has recibido es tu bebé, así que disfruta esta fiesta mágica a tu manera porque la recordarás toda la vida por haber sido la primera juntos.

Danos tu opinión