Thinkstock
Un estudio muestra por primera vez las alteraciones que provoca la maternidad...

El embarazo altera el cerebro de las mujeres

(TODO BEBÉ).- Mamá como ya lo sabes un embarazo implica muchos cambios; los físicos son evidentes, pero no ocurre así con los emocionales. Un estudio muestra por primera vez las alteraciones que provoca la maternidad en la estructura de nuestro cerebro, informó El Mundo. 

Científicos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y del Instituto del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), detectaron algunos efectos que el embarazo provoca en el cerebro de la mujer, que eran desconocidos, informó el Universal. 

Primero hay que entender que, la maternidad es la experiencia personal que protagoniza una mujer al dar a luz a su hijo. Esta marca un punto de inflexión en la vida de las madres que tras la llegada del bebé; implica un cambio de prioridades en su vidasegún el sitio definicion abc. 

Dicho estudio sugiere que, la gestación conlleva importantes cambios que son dirigidos a mejorar la capacidades de la madre, con el fin de para proteger y relacionarse con su hijo. El embarazo provoca cambios en la morfología del cerebro, que pueden mantenerse hasta dos años después del parto:

“Cambios cerebrales que preparan a la mujer para la maternidad, mejorando la empatía madre-hijo. Estos cambios están asociados al vínculo maternal”, explica Susanna Carmona, coautora del estudio de la UAB. 

Pero para saber qué sucede en el cerebro de las embarazadas los investigadores compararon imágenes de resonancia magnética de un grupo de gestantes con los de un grupo de muejeres que nunca habían estado embarazadas.

Los resultados muestran una reducción en determinadas zonas de la corteza cerebral de las mujeres que viven su primer embarazo, áreas que los neurocientíficos relacionan con las relaciones sociales. Parte de esas regiones se activan cuando la mujer observa la imagen de su bebé, según el estudio que publica Nature Neuroscience.

Dicen que las mujeres experimentan una especie de enamoramiento de sus retoños, pero es meramente una necesidad evolutiva, según indica Carmona.

“Normalmente en el instinto de supervivencia el individuo se antepone a la especie, pero cuando tienes un hijo el bebé es lo primero, antes que tu propia persona. Para la evolución humana es muy importante no sólo huir del peligro -el instinto de supervivencia-, sino asegurarte de que tu hijo va a ser capaz de transmitir tus genes”, argumenta la investigadora.

Cuando una mujer está embarazada focaliza todo en el bebé:

“A veces se dice que la mujer tiene una especie de déficit cognitivo y en absoluto es así, puede recordar el más mínimo detalle sobre su hijo, como los milímetros que mide, pero no lo que le ha contado una amiga, por ejemplo, y eso es porque es evolutivamente necesario”, continúa explicando Carmona.  

    Danos tu opinión