Thinkstock
Durante el primer año de vida, los que realmente la gozamos somos los papás. ¿Cierto?

¿Qué regalarle a mi bebé?

(TODO BEBÉ).- En esta época Navideña todos queremos que nuestros bebés disfruten tanto como nosotros, pero la realidad es que durante el primer año de vida los que realmente la gozamos somos los papás.

Nos encanta vestir a nuestros hijos con el trajecito de duende, reno o Santa Claus, y aunque no entiendan quien es el señor de barbas blancas los llevamos a un centro comercial a tomarse la foto (en la que generalmente salen llorando por el susto de estar en brazos de un perfecto desconocido).

Y todo esto se vale, hacer y deshacer para disfrutar de una de las épocas del año más lindas que hay. Lo que creo que no se vale es llenar a estos bebés de toneladas de regalos. Que empiecen a ver desde tan pequeños que cada año van a recibir decenas de juguetes y que lo vean como normal.

La mayoría de estos juguetes los terminan usando una o dos veces, se descomponen y se guardan en algún cajón (porque no vaya a ser que un día los necesiten).

A esta edad realmente necesitan muy poco, aquí les pongo algunas sugerencias para los regalos de sus bebés:

1. Un regalo que pueda usar. La ropa que se ha vuelto bastante cara es un gran regalo, el bebé realmente ni se entera pero si los abuelos o tíos regalan ropa o zapatos nos están haciendo a nosotros también un gran favor. También podrían regalarle artículos como el babero de silicón y un set de platitos para las primeras comidas del bebé.

2. Un regalo que pueda leer. Los libros son una maravillosa fuente de estimulación, creatividad y desarrollo del lenguaje. Estos además pueden durarles bastante tiempo y crecer con ellos.

3. Un regalo que necesite. A esta corta edad no necesitan mucho, pero podrían elegir un juguete que le ayude a su desarrollo, que le dure como regla un mínimo de 6 meses (yo tengo una gran preferencia por los juguetes de madera y juguetes sin pilas en donde el bebé sea el que tenga que ser proactivo y no que el juguete haga todo por él).

La creatividad es el límite a la hora de pensar en un regalo para nuestros hijos o sobrinos. Probablemente se darán cuenta que la primera Navidad de sus hijos, ellos se la pasarán jugando con las cajas de los regalos y las envolturas. Así que disfruten eso, de esos pequeños momentos de magia que no duran para siempre pero que se quedan grabados en la mente.

Por: Sofía Sánchez de Tagle

Danos tu opinión