Foto: cnn
Ambos se preparan para enfrentar su pelea más dura.

Niño con tumor cerebral ayuda a su padre a lidiar con el dolor

(CNN) — El pasado junio, un niño llamado Gabe fue sometido a una cirugía cerebral para salvar su vida. El sobreviviente, llegó a sentirse muy acomplejado por la cicatriz que le quedó en la cabeza como resultado de la operación.

Su padre, al darse cuenta del impacto que estaba teniendo en él, se hizo un tatuaje en la cabeza similar a la incisión de su hijo.

Ambos se mantuvieron fuertes, pero ahora seis meses más tarde, los dos deben serlo más que nunca: el tumor cerebral de Gabe está de vuelta.

“Nos dijeron que el tumor se está volviendo más activo“, dijo el padre de Gabe, Josh Marshall, a KWCH, afiliada de CNN. “Debido a la ubicación, es inoperable”.

Marshall dice que esta dolorosa experiencia ha sido una montaña rusa. “El no saber es lo que realmente duele”, dijo a la televisora.

Pero este guerrero sabe lo que necesita hacer para luchar contra el cáncer de nuevo. “Sigan rezando” dice Gabe. “Y lo superaré”.

Durante el verano, padre e hijo ganaron un concurso patrocinado por la Fundación de St. Baldrick, una organización benéfica de lucha contra el cáncer infantil.

“El que yo tenga tatuada la cicatriz de mi hijo, le ayuda a confiar en sí mismo”, escribió al presentar su foto en ese momento.

El padre estaba esperanzado entonces, tal como lo está ahora:

Él es mi superhéroe“, dice Marshall de su hijo. “Me ha mostrado qué es la vida realmente y cómo sacar el máximo provecho de todo”, dijo a KWCH el jueves.

Quién iba a pensar hace seis meses que, Gabe sería el que sostendría a su padre mientras se preparan para enfrentar su pelea más dura.

Danos tu opinión