Cuida tu piel: cinco errores que debes evitar en invierno
De no hacerlo, terminarás la temporada con daños en la piel

Cuida tu piel: cinco errores que debes evitar en invierno

(TODO BEBÉ).- En temporada de bajas temperaturas debes asegurarte de cambiar algunos de tus hábitos de belleza para no resecar y dañar de más tu piel:

  1. No usar protector solar

Aunque lo creas innecesario, usar bloqueador solar en época de frío es igual de importante que en el verano. Incluso en los días más nublados, los rayos pueden causar arruguitas, rojeces, manchas y piel flácida. Utiliza una pantalla solar con un FPS del 30 o 50 todos los días. Usa productos que contengan dióxido de titanio o zinc pues estos ingredientes forman una barrera protectora en la capa más superficial de la piel (son pantallas físicas) y evitan que los rayos UV pasen a través de la dermis. Si vas a esquiar, los rayos solares serán aún más intensos (por la mayor altitud) así que re aplícate el protector cada dos horas.

2. Baño largo y muy caliente en la regadera

Sí, los baños calientitos y hasta con vapor son muy placenteros en época de frío, pero el agua caliente barre los aceites naturales de la superficie de tu piel dejándola más seca y susceptible a problemas como el eczema. Lo mejor es que te bañes con agua tibia o que tu regaderazo no dure más de 5 o 10 minutos. Una vez fuera de la bañera, seca tu piel con golpecitos y aplica un aceite humectante o un producto con manteca de karité (busca las marcas L’Occitane, TheBody Shop, Kiehl’s,Palmer’s, entre otras). También en las farmacias o droguerías consigues la manteca de karité para prepararte tu propia crema.

3. Seguir usando la misma crema facial del verano

Si sigues usando la misma crema de rostro que usaste todo el año, ¡estás en un grave error! Debes recordar que las necesidades de tu piel cambian con cada temporada. Las fórmulas libres de aceite o muy ligeras que se usan en el verano no retienen humedad de más. Cambia a una crema más untuosa para tu tipo de piel (no importa si es mixta, seca o grasosa, para cada tipo existen fórmulas ligeras y más “pesadas”).

4. Abusar de los calentadores

Si mantienes “calientita” tu casa o tu lugar de trabajo con calefacción, recuerda que el aire muy caliente reseca el ambiente. Utiliza humidificadores que compensen el aire seco para que tu piel se mantenga hidratada. Y toma mucha agua.

5. Usar productos de belleza y limpieza con alcohol

El desinfectante de manos, el tónico facial, los shampoos anti-acné, entre otros muchos productos cosméticos para controlar la grasa o sanitizantes, contienen grandes cantidades de alcohol y te los puedes evitar en el invierno. Deshidratan la piel que, de por sí, está más reseca debido a las bajas temperaturas y a la calefacción excesiva. Utiliza productos de limpieza que contengan hamamelis, que es un astringente natural con beneficios anti bacteriales que no reseca la piel. Usualmente lo venden combinado con aloe vera, para hidratar.

    Danos tu opinión