Thinkstock
¡Con estos hábitos truncas su desarrollo y lenguaje!

¿Tu hijo interactúa más con la tecnología que contigo?

(TODO BEBÉ).-  Seguramente a veces te sientes desesperado a la hora de calmar a tu hijo si éste está enojado, llorando, haciendo berrinche o incluso si está aburrido… No sabes lo que quiere o estás ocupado para  atenderlo al 100% y con sentido de urgencia buscamos una solución rápida…Les ponemos un juego o película en el celular y ¡listo! el niño dejo el mal humor en el olvido y logramos “entretenerlos” en unos cuantos segundos.

Expertos recomiendan que ¡dejemos de hacerlo! por que dicen,  estamos afectando su desarrollo. Un grupo de investigadores han hecho un estudio sobre esta acción y han determinado que sin darse cuenta los padres están afectando gravemente el desarrollo de personalidad de sus hijos, segun la publicacion de una revista en línea de habla hispana.

Ser padres nunca será fácil pero sería bueno practicar más la paternidad y estrechar lazos con ellos, no alejarlos con esas acciones que a la larga con su práctica podría causar un daño irreversible en ellos.

Somos cada vez más los padres que recurrimos a esta ¨solución¨ cuando no sabemos que más hacer para amenizar el tiempo de los más pequeños. Sin embargo ignoramos que es un acto de rendición y podría estar dañándolos.

JAMA Pediatrics reveló un estudio en donde se centra en este tema, relata que lo más habitual para los papás es relajar/calmar a los pequeños usando el televisor, un celular, computadoras o tablets. Todo se deduce a que, en realidad tenemos poco control sobre ellos y no sabemos de qué manera lidiar con su temperamento energético.

La doctora de la Universidad de Boston y autora de dicho estudio Jenny Radesky, reveló haber advertido muchas veces a los padres que esta acción está mal, porque además de truncar el desarrollo de la personalidad, también están afectando el desarrollo del lenguaje, ya que el niño pasa más tiempo jugando con aparatos que interactuando con personas.

Hay personas que contrastan esta versión diciendo que el uso de smartphones y tablets ayuda a los niños a hablar y mejorar su vocabulario, sin embargo, Radesky contratacó argumentando lo siguiente: ¨si estos dispositivos se convierten en un método habitual para calmar y distraer a los niños, ¿ellos serán capaces de desarrollar sus propios mecanismos de autorregulación?¨ definitivamente el querer ¨distraer¨ a los niños que se aburren o lloran con un  aparato, les impide poder generar su propia forma personal de entretenimiento.

No obstante y pese a contradicciones, la doctora Radesky señaló que el abuso de estos dispositivos durante la infancia, podrían interferir con su desarrollo de la empatía, sus habilidades sociales y de resolver los problemas, que generalmente se obtienen de la exploración, los juegos no estructurados y la interacción con amigos.

Así podemos determinar que el dar un aparato electrónico a nuestros hijos para tranquilizarlos, definitivamente no es la mejor opción, el que se tranquilicen depende de ti y de sus capacidades. Lo mejor es tratar de calmarlos a través de las palabras, escucharlos y atenderlos, ya que estos a su vez mejorarán sus ansiedades y aprenderán a controlarse poco a poco. Tal vez tomará tiempo, pero ningún camino es fácil cuando realmente vale la pena.

Danos tu opinión