Thinkstock
¿Crees que el dispositivo mantiene tranquilo al niño? ¡No hay que engañarnos!

El efecto de los dispositivos inteligentes en el desarrollo del bebé

(TODO BEBÉ).- ¿Son beneficiosas las nuevas tecnologías de las información para los niños? Esto es un gran debate. Según el sitio web de Prónesis, las neurociencias se han involucrado en este fenómeno, y se realizan numerosas investigaciones en relación al efecto que pueden tener en el desarrollo de los niños.

Las sociedades de Pediatría de Japón, EEUU y Canadá fueron las primeras en pronunciarse al respecto. Sugieren que:

• Los niños hasta los 2 años no utilicen dispositivos tecnológicos

•De los 3 a los 5 años, 1 hora diaria como máximo

•Niños o adolecentes de los 6 a los 18 años de edad, dos horas diarias máximo

El cerebro de los niños hasta los dos años de edad, se despliega en tamaño y complejidad de una manera que nunca volverá a hacerlo a lo largo de toda la vida, asegura el sitio web. Se plantea entonces, que el modo de favorecer este momento trascendental en la vida del ser humano, es haciendo las experiencias, no simplemente observándolas a través de un monitor o pantalla.

Con la pantalla también aprenden, pero construyen en el interior de su cerebro vías y redes de neuronas que son diferentes observando que realizando una experiencia por sí mismos. Todas estas acciones y experiencias directas promueven el desarrollo adecuado de funciones centrales del cerebro, mismas que podrían ser afectadas por a incorporación temprana de los dispositivos inteligentes en los niños:

  • Atención
  • Creatividad
  • Pensamiento
  • Aprendizaje
  • Comprensión
  • Función ejecutiva
  • Resolución de problemas
  • Autocontrol – Manejo de impulsos
  • Memoria
  • Coordinación motora gruesa o de grandes movimientos
  • Coordinación motora fina o de pequeños movimientos de precisión

¿Crees que el dispositivo mantiene tranquilo al niño? ¡No hay que engañarnos! La actividad intensa ocurre al interior del sistema nervioso central, quien comanda los centros de sueño y vigilia; además puede causar adicción, debido a la estimulación visual intensiva, advierte Prónesis en su publicación.

A nivel físico se promueve el sedentarismo, que desencadena enfermedades: obesidad, problemas metabólicos y cardiovasculares, agrega. 

El sueño, es otra de las funciones que se ve alterada por el uso temprano de dispositivos, ya que el cerebro permanece activado en la noche, cuando es el momento apropiado para el descanso.

Concluye la fuente explicando que, esto no significa que se deben prohibir los dispositivos inteligentes a los pequeños. No obstante, sugieren que no debería sustituir o reemplazar las demás actividades en la vida de los niños. En esto se incluye el aprender a interactuar con los demás, adultos y otros niños, las normas sociales y los modelos de conductas, etc.

Danos tu opinión