Thinkstock
No hay razones para pensar que es tarde, contrario a esto ¡tiene muchos beneficios!

¿Eres o serás mamá después de los 30 años?

(TODO BEBÉ).-  La mujer alcanza su plenitud laboral y profesional entre los 30 y 40 años, lo que causa que la llegada de un bebé se vaya posponiendo. Para tu suerte, si eres mamá después de los 30 años, tus hijos serán niños más inteligentes, confirmó la London School of Economics. 

No hay razones para pensar que se te está llendo el tren; el estudio publicado en la revista Por qué no se me ocurrio antes, asegura que los niños con madres mayores de 30 años obtienen puntajes cognitivos más altos que aquellos que tienen madres menos de 30 años.

Para empezar, las mujeres después de los 30 llevan un estilo de vida mucho más saludable. Han tenido tanto tiempo para ellas, agrega la fuente. El tener hijos después de los 30 años, de cierto modo garantiza que tendrás la madurez emocional para resolver de forma más eficiente los problemas que surgen durante la crianza de un hijo. A esta edad haz alcanzado la plenitud en varios aspectos:

•Es mas probable que tengas una pareja estable

•Más estabilidad económica

•Mayor disposición para querer ejercer el rol de madre

•Más estabilidad emocional

•Más tiempo para dedicarlo a la maternidad

•Más experiencia en la vida para conllevar el cuidado de tu primogénito

•Mayor disposición para dedicarte a tu hijo, ya que tus estudios están concluidos y ya has trabajado mucho tiempo

•Más dinero y más tiempo para la crianza y educación de tu hijo

Los riesgos de embarazarse después de los 35 años:

•Tu índice de fertilidad irá disminuyendo a medida que pase el tiempo, y es muy posible que a ti y a tu pareja les resulte más difícil concebir un hijo.

•Cuando más te acerques a los 40, el riesgo de aborto espontáneo es mayor.

•La probabilidad de tener un hijo con Síndrome de Down también aumenta conforme te vas acercando a la década de los 40.

•Se ha encontrado que los índices de cesáreas son más frecuentes en mujeres que están cerca de las cuatro décadas.

•Otro aspecto a tomar en cuenta es que conforme tu edad avance, también disminuyen tus niveles de energía. Es más fácil cuidar de un niño cuando eres más joven y podrías convivir de una manera más activa con él

•Además, una considerable brecha de edad podría ocasionar que las diferencias en la forma de pensar fueran más difíciles de conciliar con el tiempo.

¡Atenta!

Cada mujer decide cuando prefiere, y se siente lista para un embarazo. Si así lo deseas es importante que:

Te prepares físicamente para su llegada haciendo ejercicio, alimentándote bien y dejando de lado malos hábitos como el consumo de alcohol y tabaco.

Si tienes más de 35 años y has mantenido relaciones sexuales sin protección con frecuencia de 3 a 4 veces por semana, y aún así no has quedado embarazada, tal vez sea momento de acudir a una clínica de fertilidad.

También deberás consultar un especialista en fertilidad si sospechas de algún problema que pudiera afectar tu embarazo como haber padecido una enfermedad de transmisión sexual, problemas menstruales o si tu pareja padece disfunción eréctil.

Danos tu opinión