Thinkstock
Se han convertido en un tratamiento popular, para aliviar el dolor causado por el brote de los dientitos del bebé

Collares de ámbar para dentición representan peligro de estrangulamiento y asfixia

(TODO BEBÉ).-  La Academia Americana de Pediatría (APP, por sus siglas en inglés) informa en su sitio web que, los collares de ámbar para aliviar el dolor causado por el brote de los dientitos del bebé,  se han convertido en un tratamiento muy popular. Sin embargo, su uso no está respaldado por la ciencia y podrían provocar estrangulamiento y asfixia. 

Debemos tener cuidado de las aseveraciones falsas. Los vendedores de estos collares afirman que, cuando son calentados por la temperatura del cuerpo del bebé, el ámbar suelta una sustancia que alivia el dolor, controla el babeo, reduce la inflamación, etc. Pero, no hay ninguna investigación vigente o evidencia científica que pueda respaldar estas afirmaciones, advierte el Dr. Andrew Weil.

“El riesgo es doble —estrangulación y asfixia”, dijo la pediatra Natasha Burgert.

Esto ocurre cuando los collares se usan alrededor del cuello de un niño, especialmente cuando no está siendo vigilado; por ejemplo, mientras duerme. También si el niño rompe el collar y se traga las piezas.

Cabe mencionar que, estos peligros no son exclusivos de os collares de dentición. La AAP no recomienda que los bebés usen ningún tipo de joyas. La asfixia es la principal causa de muerte en los niños menores de un año; y entre las cinco causas principales, en niños de entre uno y cuatro años. 

A los padres que están a favor y deciden usar estos collares para la dentición, se les insta a seguir las recomendaciones de la AAP:

•Vigilen siempre a su niño cuando él o ella está usando el collar o la pulsera.
•Haga que su niño use el collar en una muñeca o un tobillo y no alrededor de su cuello.
•¡Recuerde quitarle el collar o la pulsera cuando no esté siendo vigilado, aunque sea sólo por un corto periodo de tiempo!
•Quítele el collar o la pulsera mientras el niño está durmiendo (de día o de noche).
•Considere la posibilidad de usar formas alternativas para aliviar el dolor de la dentición (vea algunas sugerencias a continuación).
•Hable con el pediatra de su niño si usted tiene alguna inquietud o preguntas sobre la salud de su niño.
Existen muchos mitigadores del dolor de la dentición, que pueden calmar las encías adoloridas del bebé con seguridad. Prueba con alguno de estos:

Los juguetes para morder (de plástico o de goma) son excelentes para aliviar el dolor de las encías. Asi como las cosas frías. Otra opción es masajear o frotar delicadamente las encías para brindarle mucho alivio a su pequeño. Cuando el bebé realmente se está sintiendo mal, debes consultar a su pediatra, advierte la fuente. 

Danos tu opinión