El embarazo y los hombres
Mucho se habla del embarazo pero muy poco de los futuros papás. Más allá de los temores, que son muy normales, los expertos recuerdan que muchas maneras de disfrutar de esta nueva etapa.

El embarazo y los hombres

(ENTRAVISION).- Cuando se enteran que van a ser papá, sienten una emoción muy grande. Pero también también viene a su mente otras cosas. Es cierto que la felicidad embarga en la mayoría de los casos a los futuros padres, aunque es normal que produzca angustia.

La llegada de un hijo está catalogada como una de las experiencias que más estrés produce, por el cambio que implica en la vida de la pareja:

“He tenido más miedos sobre qué va a pasar cuando viene el bebé porque seguro que voy a tener que compartir el tiempo que siempre hemos tenido para nosotros dos, pero estoy seguro que va ser una felicidad más grande compartiendo con tres en lugar de dos”. Según explica el Dr. Armando Incera, psicólogo, hay que aceptar los cambios como algo natural. “Hay ciertas cosas que el hombre tiene que acostumbrarse: va a recibir menos atención de la esposa y eso incluye la relación sexual“, señaló.

Y no nos olvidemos de las finanzas. La cabeza del futuro papá esta inundada de preguntas, respecto a  si es momento de cambiar el automóvil por uno más grande, si acaso la casa es de un tamaño adecuado e incluso sobre la educación de su bebé cuando crezca. Claro que no todo es angustia.

La mujer puede hacer partícipe del embarazo al futuro papá de muchas maneras. La psicóloga y neuroterapeuta Omayra González alienta a que la futura mamá invite “al esposo a tocar la barriga, a comprar la ropa del bebé, a disfrutar del niño que viene al mundo”.

Hay casos documentados en que los hombres se compenetran de tal manera con su pareja, que sienten náuseas y otros síntomas del embarazo. Y no hay que ver los cambios como algo negativo. El doctor Incera lo sabe por experiencia propia:

“Le puedo decir que cuando tuvimos nuestros dos hijos, mi nivel de respeto y admiración por mi esposa subió a un nivel increíble que no tenía antes, porque no conocía yo lo que era el proceso para la mujer”.

Danos tu opinión