Nueve soluciones para bajar de peso ¡de una vez por todas!
Esto no es una dieta; es para que bajes esos kilos de más ¡para siempre!

Nueve soluciones para bajar de peso ¡de una vez por todas!

(ENTRAVISION).- ¡Este año sí voy a bajar esas libras de más! ¿Estas palabras te suenan conocidas? ¿Eres una de las millones de mujeres que cada año nuevo vuelve a comenzar una dieta o rutina de ejercicios?

Perder el peso ganado durante el embarazo puede ser difícil, pero lo harás más rápido si amamantas a tu bebé. Si eliges hacerlo, tendrás que tener en cuenta que todo lo que comas o tomes puede afectar a tu pequeño, por lo que deberás seguir una dieta equilibrada durante toda la lactancia. Pero eso sólo aplica mientras amamantas a tu bebé, es decir ¡Sólo unos meses!…

Si tu hij@ ya tiene años de nacido y aún no puedes regresar a tu peso, la causa puede estar en tus genes y no en la falta de disciplina. Lo importante es que esta tendencia genética puede revertirse con una rutina de ejercicios. Por lo tanto, ya no tienes más excusas: aumenta tu actividad física (por lo menos 30 minutos 3 veces por semana) y pronto verás cómo empiezas a recuperar tu figura.

Generalmente después de tanto entusiasmo todo se queda en el esfuerzo. Si lo anterior ¡te dura muy poco! ¿sabías que estás siendo víctima de hábitos inapropiados? Para cambiarlos sólo necesitas 21 días de constancia y practicar los consejitos que te comparto a continuación:
1.- Hazte esta pregunta.  ¿Cómo estos hábitos inconvenientes nos están afectando a mí y a mis seres queridos?
Por ejemplo, es posible que en tu dieta familiar no existan los vegetales y frutas porque sencillamente no te gustan. Los vegetales y las frutas tienen minerales y vitaminas que son fundamentales para que tus hijos crezcan sanos y fuertes. Cambia eso para beneficiar a todos en tu hogar.
2.- Debes interiorizar el valor positivo que obtendrías con el cambio. 
Si no haces ejercicios y no estás en tu peso ideal, imagínate como una familia feliz  y en forma que disfruta compartir actividades físicas.
3.- Organiza una reunión familiar y explícale a tu familias los cambios. 
Enfoca tu atención en los beneficios que ofrecen estos cambios para cada integrante de tu  familia.
4.- Gradualmente haz uno a uno tus cambios.
Establece el primer cambio y espera 21 días para hacer el próximo.
5.- Ve a la raíz de tu hábito inadecuado. 
Si eres uno de los que odia hacer ejercicios pregúntate por qué.  Probablemente cuando eras pequeño no estabas en tu peso ideal  y tus padres con toda la buena intención te obligaron a hacer ejercicios. No repitas la misma historia con tus hijos.
6.- Recuerda que cambiar requiere de constancia. 
No es fácil cambiar estos hábitos porque te sientes cómodo  con ellos, ya que forman parte de tu rutina diaria. Una vez que tus nuevos hábitos se vuelvan parte de tu vida, será mas fácil mantenerlos.
7.- Escapa de las situaciones que pueden tentarte.
Si sabes que tú y tu familia adoran la comida frita, evita llevarlos  a sitios donde se expongan a este tipo de comidas.
8.- Inyéctale diversión a tu plan.
Es fundamental que entiendas cómo hacer que estos cambios sean una experiencia divertida para tus hijos. Si estás tratando que tu familia realice actividades físicas, planea paseos para  ir al parque a jugar béisbol o a la playa a jugar voleibol.
9.- Es muy importante que te premies a ti y tu familia por el mantenimiento de estos hábitos.
Haz un plan de tres meses y por cada mes donde cada integrante de la familia alcance la meta de mantener estos hábitos,  recibirá un premio.
Ahora estás armado con 9 consejitos que puedes comenzar a utilizar inmediatamente, garantizando uno de los mejores comienzos para el año nuevo. Estos tips te ayudarán a cambiar tu hábitos inadecuados y harán de tu familia una familia más feliz y saludable.
Nohelia Siddons es entrenadora física, experta en nutrición y asesora de vida

Danos tu opinión