¿Cómo aumento mi producción de leche materna?
Conoce los mitos y realidades

¿Cómo aumento mi producción de leche materna?

(ENTRAVISION).- ¿Dificultades para producir leche materna? ¡Es normal!. Debido a esto, existen una serie de creencias o tradiciones que podemos hacer para estimular la producción de la misma. Aunque los mitos no están respaldados por la ciencia, según el sitio Salud 180. Mitos para producir más leche:

  1. El marido tiene que bajarla
  2. No destaparte la espalda para evitar que se pierda la producción
  3. Mantener tu cabeza tapada para que no se vaya la leche
  4. Colocar vino tinto caliente sobre los pechos para que llegue la bajada de la leche
  5. Tomar cerveza
  6. Ingerir leche
  7. Consumir atoles
  8. Beber pulque

Lo que come mamá…

Debes saber que el único alimento que está comprobado que da gases al bebé es la leche de vaca (si, la que ingiere la mamá) el resto, sólo le cambia el gusto y a veces el color, pero nunca la cantidad de nutrientes, vitaminas y anticuerpos.

Condición de la leche

Otro mito que existe es que a los 8 meses ya no sirve. Es mentira siempre es de alta calidad. De hecho se ha visto que el tipo de leche de una madre prematura, es diferente a la de quien llega a término, esto por los nutrientes que le estamos aportando a nuestro pequeño.

Si un bebé nace antes de los 9 meses de gestación (permaturo), la cantidad de nutrientes y anticuerpos que necesita para sobrevivir será mayor que en el caso del recién nacido que llegue al final del embarazo.

¿Qué puedo hacer para aumentar mi producción de leche materna?

Recuerda que tener mucha leche no es cuestión de suerte, ni de herencia. Hacer que el bebé tome leche materna,  estimula las glándulas que de este modo ¡producirán más leche!

Alimenta a tu bebé 8 a 12 veces al día. Alimenta a tu bebé cuando tiene hambre. Los signos de hambre incluyen que se lleve su mano a la boca, hace ruidos de succión y se mueve más de lo habitual. Es posible que tengas que despertar a tu bebé para amamantarlo con mayor frecuencia hasta que tu producción de leche aumente. No establezcas un límite de tiempo para amamantar a tu bebé. Permite que tu bebé se alimente de cada seno siempre.

Asegúrate de que tus senos estén completamente vacíos después de cada sesión de lactancia. La cantidad de leche que produces puede disminuir si no se vacían completamente los senos. Saca la leche con un extractor después de alimentar al bebé para facilitar que salga toda la leche. Un extractor de leche también podría facilitar la estimulación de tus senos para producir más leche. Masajear los senos también podría facilitar la estimulación y podrás aumentar la producción de leche materna. Extrae la leche cada 2 a 4 horas cuando no estás con tu bebé. Es posible almacenar y utilizar la leche extraída para alimentar a tu bebé después.
Es importante que siempre consultes a tu médico para que te asesore, ya que cada caso es diferente.

Danos tu opinión