Amplía la definición legal de la "paternidad" en Nueva York
Ya no es viable el término de "padre" que se emitió hace 25 años, declaró la Corte de Apelaciones

Amplía la definición legal de la "paternidad" en Nueva York

(EFEUSA).- La Corte de Apelaciones de Nueva York amplió hoy la definición de “padre” para incluir a personas que no tengan necesariamente relación biológica o adoptiva con el niño, en una decisión con especial impacto para las parejas del mismo sexo.

Con este fallo del más alto foro judicial del estado, padres no biológicos o adoptivos tendrán derecho a solicitar la custodia del menor y a visitarle, si la pareja se separa.

La Corte de Apelaciones anuló así otra decisión que emitió hace 25 años sobre el término “padre” al considerar que esa definición ya no es viable o no se puede aplicar a las relaciones familiares cada vez más variadas que existen.

Según la decisión del alto foro, si se demuestra claramente que una pareja acordó concebir y criar a un niño en común, el padre o madre no biológico y no adoptivo podrá solicitar su custodia o visitar al menor, bajo la Ley de Relaciones Domésticas.

La decisión surge por un caso presentado por una pareja homosexual, identificada como Brooke S.B. y Elizabeth A.C.C., quienes comenzaron una relación en 2006 y un año después anunciaron su compromiso, en un momento en que en Nueva York no se había aprobado aún el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Según los documentos legales, no contaban tampoco con recursos para viajar a otra jurisdicción para establecer un acuerdo legal comparable a un matrimonio. Poco después la pareja decidió tener un hijo y que sería gestado por Elizabeth por inseminación artificial.

Durante todo el embarazo, Brooke, -quien demandó a su expareja en este caso- acompañó a Elizabeth a citas médicas, estuvo al tanto de su cuidado prenatal, le acompañó en el parto y cortó el cordón umbilical del niño, que la llama “mamá B”, indica además la demanda. La pareja se separó en 2010 y Elizabeth le permitía visitar al niño hasta que en 2012 sus relaciones se comenzaron a deteriorar y un año después, dejó de permitirle ver a su hijo. 

Brooke comenzó entonces un proceso legal para compartir la custodia y su derecho a visitar al niño, que no logró en primera instancia dado que no tenía relación ni biológica ni legal con él.

Susan L. Sommer, abogada de Broke, calificó la decisión como “un punto de referencia” que coloca a Nueva York en la corriente principal del país, reconociendo que los niños con frecuencia tienen un segundo padre no biológico y que tampoco lo es por adopción o por matrimonio.

La Unión de Libertades Civiles, que se incorporó al caso como parte interesada, indicó que esta decisión ayudará a garantizar que todos los niños reciban la misma protección legal y que Nueva York reconozca los derechos de los padres de la comunidad LGBT.

    Danos tu opinión