Cuatro posturas de yoga especiales para "embarazadas"
¡Te relajan más que un masaje!

Cuatro posturas de yoga especiales para "embarazadas"

(ENTRAVISION).- La práctica de yoga, independientemente de todos los beneficios físicos que aporta, te asegura una pronta recuperación después del parto y te permite atesorar ese gran momento, nos dice Marisol González Ficachi, instructura de yoga y meditación graduada por Yoga Arts, Australia y certificada por Om Yoga, México.

Conoce estas asanas (posturas) que las embarazadas podemos hacer para sentirnos mejor, fisica y mentalmente durante la gestación:

yoga-1

Apóyate sobre tus manos y rodillas (en cuatro puntos). Alinea las muñecas debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Inhala y alarga la espalda al mismo tiempo que arqueas -elevando el corazón, isquiones y mirada hacia el cielo-. Al exhalar, empuja con las yemas de tus dedos, toda la palma y empeines para lograr una espalda redonda. Siente cómo se abren tus hombros y espalda alta. Deja caer la cabeza y mira hacia tu ombligo. Mantén presionados tus empeines hacia la tierra.

Beneficios: La postura de la vaca y la del gato se realizan para estirar la columna y garantizar su flexibilidad. Siente la diferencia en tu espalda después del ejercicio. Te permite lograr dicha flexibilidad sin cansarte y de un modo consciente. Alivia molestias en la columna.

yoga-2

Acuéstate boca arriba con tu rodillas sobre un cojín o bolster. Si necesitas una cobija para el cuello, también puedes usarla. Relaja los brazos junto al cuerpo con las palmas mirando hacia arriba. Centra tu cabeza llevando ligeramente la barbilla hacia el pecho. Mantente inmóvil y totalmente relajada en cuerpo y mente.

yoga-3

Si no te sientes cómoda, puedes relajarte acostada hacia tu lado izquierdo colocando un bolster entre tus piernas. En este caso, apoya tu cabeza sobre una colcha para mantener el cuello en línea con tus hombros.

Beneficios: Savasana es la postura en la cual toda tu práctica de asanas se digiere, absorbe e integra. Es de vital importancia que el cuerpo tenga un momento de silencio y relajación para que pueda acomodarse la energía donde más lo necesitas. Terminarás tu práctica con una sensación de renovación y bienestar. El colocar el bolster debajo de las rodillas le da un descanso a las lumbares.

 

yoga-4

Coloca una colcha a 10 cm, aproximadamente, de la pared. Acuéstate con las caderas hacia la estructura. Tu espalda baja te debe de quedar sobre la colcha, pero tus isquiones deben caer ligeramente hacia el piso para respetar la curva natural de las lumbares. Ahora, eleva tus piernas y relaja los brazos hacia atrás con los codos flexionados. Mantén la postura de cinco a quince minutos.

Beneficios: Esta postura te ayuda a bajar la inflamación de los pies, además irriga sangre hacia la pelvis y hacia el vientre. Permite que se estiren tus piernas y alivia el dolor de la espalda baja. También es un antídoto para los calambres.

    Danos tu opinión