¡No sabía que estaba embarazada!
Si existen esto casos: mujeres casi al término ¡empiezan con molestias en la pelvis y las primeras contracciones!

¡No sabía que estaba embarazada!

(ENTRAVISION).- No son tan frecuentes, pero las historias de embarazos en las que una mujer no se percata si no hasta que el bebé está en su último semestre de gestación e incluso a pocas semanas de nacer o en el mismo momento del parto ¡si existen!

¿Cómo puede ser posible tener un embarazo sin notarlo?

Para saber más sobre ello, platicamos con el Dr. Pedro Hernández Padilla, gineco-obstetra con práctica privada en el Hospital Ángeles México, quien nos aclaró que las mujeres a las que les podría suceder esto son aquellas que atraviesan situaciones muy concretas:

•Tener periodos menstruales irregulares –por ello, la presencia o la ausencia de sangrado no les llama la atención–,

•Tener sobrepeso u obesidad –la grasa puede hacer que no se note que el crecimiento de un bebé–, haber sido diagnosticadas con infertilidad –y no se plantean la posibilidad de concebir– y

•Mujeres con bebés recién nacidos que creen que por estar lactando pueden tener relaciones sexuales sin protección, sin correr el riesgo de embarazarse otra vez –como aún no logran llegar a su peso normal, no notan el crecimiento de un bebé

•Además de que al tener altibajos hormonales, los posibles malestares podrían atribuirlos a su reciente maternidad

 

Y así transcurre el tiempo en ellas, sin cambios aparentes (si se sienten cansadas, piensan que es por el ajetreo y estrés “normal” de todos los días, y algunas suelen confundir los movimientos fetales con gases e indigestión) hasta que por ahí de los 8 meses o casi al término ¡empiezan con molestias en la pelvis y las primeras contracciones!

Al no ver mejoría, a estas futuras mamás ya no les queda de otra más que buscar ayuda médica para después recibir, sin imaginarlo ¡la sorpresa más grande de su vida!

La mayoría de este tipo de embarazos, por fortuna, llegan a buen término. Sólo si la mujer siguió malos hábitos como fumar, el bebé podría nacer con un peso bajo, pero una vez detectado el problema se toman medidas necesarias para lograr su recuperación.

Para que algo terrible ocurra, la mamá tendría que haberse alimentado muy mal, fumar mucho, beber en exceso y tomar medicamentos u otras sustancias sin control, pero esto no es algo común. Por supuesto, no se pueden descartar los riesgo de malformaciones cuando no se echó mano del ácido fólico y otras vitaminas recomendadas durante el embarazo, nos aclara el especialista, o que en el momento del parto la mujer pueda presentar eclampasia o preclampsia debido a una presión arterial alta.

Tan sorprendentes son este tipo de situaciones que las mujeres a las que les toca vivirlo suelen convertirse en “celebridades”. En la televisión se han presentado documentales con mucho éxito, sin olvidarnos de los blogs y revistas femeninas que narran estas historias que a todas encantan. Y es que, ¡cómo no va a ser un gran acontecimiento que nazca un bebé así, de repente, y sin síntomas delatores por tantas semanas! (Cómo la historia de Caitlin Coakley Beckner, que se dio cuenta que estaba embarazada cuando tenía 6 meses, en 2013 http://www.xojane.com/it-happened-to-me/it-happened-to-me-i-didnt-know-i-was-pregnant-for-six-months).

A sugerencia del Dr. Hernández Padilla, toda mujer en edad fértil debería acudir a revisiones periódicas con su médico (él las recomienda semestralmente), seguir una alimentación sana y tomar ácido fólico (incluida la pareja).

En un embarazo, más vale que la sorpresa se conozca al principio de la historia, y no al final, para que todo esté mejor controlado.

    Danos tu opinión