Three children with gifts on Christmas eve
No podemos parar el tiempo, pero sí podemos hacer que todo quede grabado en nuestras memorias por medio de fotos, videos y recuerdos. El Club Ser Madres te da ideas para que puedas capturar los mejores momentos.

Conserva los mejores recuerdos de Navidad y Fin de Año

 

 

Parece que fue ayer que empezó el año y ya estamos a punto de despedirlo. Pero no dejemos que pase el tiempo sin antes conservar nuestros recuerdos para el futuro. Aunque los días se vayan rápidamente y no podamos pararlos, sí podemos hacer que todo quede grabado en nuestras memorias por medio de fotos, videos y recuerdos.

Captura momentos especiales

Los retratos familiares profesionales son muy bonitos y duraderos, pero las fotos de la vida diaria, momentos chistosos o de fechas especiales pueden llevar mucho valor sentimental.  Este fin de año, alístate para que captures imágenes que serán vistas muchas veces en los años que vienen.

Algunos ejemplos de los momentos en que debes tener lista la cámara son:

  • mientras alguien se ríe a carcajadas
  • un abrazo espontáneo
  • un niño haciendo una travesura pensando que nadie lo ve
  • dos personas que conversan
  • tus hijos mientras juegan con sus juguetes favoritos
  • o abriendo un regalo  

No necesariamente tienes que tomar cientos de fotos en las fiestas, lo importante es que estés atenta a esas oportunidades y las aproveches. 

Graba videos espontáneos

Tomar videos también es una manera en que puedes guardar tus recuerdos y revivirlos muy realísticamente. Los niños suelen decir cosas muy graciosas, por ejemplo, que si no son grabadas de inmediato se perderían en el olvido. O si sabes de algún regalo que vaya a causar emoción, fija tu cámara de video en esa persona para captar la expresión de ese instante.

Algunos de los videos más lindos han sido tomados cuando las personas siendo filmadas no se dan cuenta.  Así que trata de grabar esas conversaciones que pasan alrededor de la cena de Navidad o mientras se abren los regalos. Para hacerlo discretamente, puedes colocar la cámara de video en un lugar donde la mayoría de la familia sea visible y dejarla filmando por unos minutos, ya sea apoyada en un mueble o usando un trípode. De esa manera también aparecerás en el video. Verás que vas a capturar emociones espontáneas que no se consiguen cuando posan para una foto.

También, haz que cada uno diga algo a la cámara, como hablándole al “yo” del futuro.  Pueden decir algo sobre el presente, o consejos de vida para si mismos. Seguramente habrán muchas sonrisas en los años por venir al volver a recordar con ese video.

Y otra cosa: la voz de los niños va cambiando con el tiempo. Grabar un video te permite saber que en unos años más podrás recordar los detalles de la infancia que nuestras memorias a veces olvidan.

Guarda recuerdos únicos

Aunque las fotos y los videos nos traen recuerdos muy vivos, hay otras formas de que cada Navidad quede en nuestras memorias. Aquí tienes algunas ideas útiles:

  • Mantén un diario de la época de Navidad y actualízalo todos los años
  • Saca una vela aromática cuando adornes la casa y vuelve a guardarla al acabarse la Navidad para que ese olor le traiga recuerdos bonitos a tus hijos después
  • Usa el papel de regalo con que envolvieron los juguetes que más emoción trajeron para decorar las páginas de un álbum de recortes
  • Sal a ver las casas decoradas con luces con tus niños y haz de ese paseo una tradición
  • Cuéntale a tus pequeños la historia de Navidad o vayan en familia a la iglesia o templo para que aprendan el verdadero significado de estas fechas

Lo importante es que pasen tiempo en familia y los recuerdos se crearán solos. Lo único que tú, como mamá, puedes hacer es irlos conservando de maneras especiales.

¡Que el amor de la Navidad llegue a cada uno de sus hogares, son los sinceros deseos del Club Ser Madres!

    Danos tu opinión