La importancia del desayuno para los niños
El rendimiento escolar de los niños depende de un desayuno completo. Si su primer alimento es balanceado, tendrán el combustible necesario para empezar los días completamente perceptivos al aprendizaje diario.

La importancia del desayuno para los niños

El rendimiento escolar de los niños depende de un desayuno completo. Si su primer alimento es balanceado, tendrán el combustible necesario para empezar los días completamente perceptivos al aprendizaje diario.

A pesar de que vivimos de prisa, tomarnos un momento para preparar y disfrutar, por lo menos de las 3 principales comidas, hace la diferencia en nuestro rendimiento y actitud, ahora bien, fomentar esto desde edad temprana mejorará el estilo de vida y la capacidad de logros de tu pequeño.

Cuando hablamos de la importancia de fomentar buenos hábitos de alimentación en nuestros pequeños, debemos mencionar que el desayuno es la clave y el motor para comenzar el día y afrontar los retos que se presenten.

Es común observar a los pequeños que llegan a la escuela sin desayunar con un comportamiento apático, se les nota poca motivación, no prestan atención o simplemente, se les percibe molestos e inquietos.

Se recomienda que los niños disfruten de un desayuno completo máximo 3 horas antes de realizar actividades y sobre todo las escolares, ya que les ayudará a lograr un mayor rendimiento. En cambio, los pequeñitos que salen de casa sin haber probado alimento, no alcanzan a cubrir las cantidades diarias recomendadas de vitaminas y minerales necesarias para un mejor aprendizaje.

Los hábitos alimentarios se establecen durante los primeros años de vida, este es el mejor momento para enseñarles a los peques a disfrutar de un rico desayuno cada mañana antes de ir a la escuela, que contenga por lo menos estos 3 grupos de alimentos:

Lácteos, cereales y fruta.

A veces no hay tiempo suficiente en las mañanas para poder preparar un desayuno completo, pero existen excelentes opciones que te ayudarán a complementar su alimentación diaria, como es la leche NIDO® Golden Start, que incluye leche + cereal+ fruta. Con toda seguridad, contribuye a que los pequeños tengan más energía y más fuerza para desenvolverse en las actividades escolares.

Si desayunar bien se convierte en un hábito, los niños lo seguirán haciendo aún de adultos y, como mamá sabrás que les estás ofreciendo una vida saludable con lo cual podrán asimilar todo lo que tienen que aprender en la escuela y en la vida misma.

Danos tu opinión