El Buen Fin con buen fin
El Buen Fin está a la vuelta de la esquina. Las empresas ya preparan algunos pagos de aguinaldos a sus empleados y tu seguro ya tienes mil cosas en la cabeza que podrías comprar para ti y otras miles para tus hijos.

El Buen Fin con buen fin

Por Regina Reyes-Heroles C.

El Buen Fin está a la vuelta de la esquina. Las empresas ya preparan algunos pagos de aguinaldos a sus empleados y tu seguro ya tienes mil cosas en la cabeza que podrías comprar para ti y otras miles para tus hijos.

Detente un segundo.

Te invito a pensar realmente cuál es tu estrategia para atacar El Buen Fin.

Piensa en estas tres preguntas:

  1. ¿Ya revisé mis pertenencias y sé a ciencia cierta qué necesito?
  2. ¿Ya revisé mi presupuesto para este tipo de eventos de descuento y tengo el dinero para lo que creo que necesito?
  3. ¿Ya hice una primera investigación de campo y comparé productos en diversas tiendas y he encontrado lo que quiero y necesito?

Ya que tengas la respuesta a estas tres preguntas entonces debes saber cómo piensas pagar lo que quieres comprar. Y debes analizar lo siguiente:

  1. ¿Cuánto crédito tengo y cuánto dinero podría pagar en tarjetas?
  2. De lo que necesito, ¿hay algunos productos que pueda adquirir usando la promoción de meses sin intereses?
  3. De lo que necesito, ¿cuánto podría comprar al contado y aprovechar si hay beneficios por pago en esta modalidad?

Y, solo para que no las olviden, aquí les dejo las reglas básicas para analizar cómo comprar:

  1. Si vas a pagar a meses sin intereses asegúrate que lo que compres tiene una vida mayor, mucho mayor al tiempo que te vas a tardar en pagarlo. Ejemplo: el super de la semana NUNCA se paga a meses porque se acaba antes de que lo termines de pagar. La lavadora de trastes sí puedes pagarla a meses sin intereses porque es probable que viva y sirva en tu casa más tiempo del que te tardes en pagarla.
  2. Si te ofrecen meses sin intereses o la opción de pago de contado con descuento, el monto del descuento es lo mismo que los intereses. Entonces, sí hay intereses. Incluso cuando esto pase, es probable que optes por los meses sin intereses si vas a adquirir un producto con larga vida para poder diferir los pagos y está bien, solo entiende que sí estás pagando un extra por la modalidad.
  3. No porque hoy haya descuentos debes salir a aprovecharlos. Si ahora no hay dinero, no hay dinero y no hay oportunidades. Recuerda que enero habrá otra temporada de descuentos y quizá para ese momento tengas ya un ahorro para poder adquirir lo que quieres.

    Danos tu opinión