Adriana Vera Orozco

La maternidad según Dada

Criticar a los hijos ajenos

Criticar a los hijos ajenos

 

Criticar a los hijos ajenos es el deporte “primo-hermano” de criticar a otras mamás. Claro, esos niños son el resultado de un montón de decisiones y acciones distintas a las que una misma tomaría, y ya por eso, solemos pensar que están mal. Muy mal.

Y entonces se empieza con el montón de ideas fijas que, en serio, necesitamos cambiar. Por ejemplo:

 

  • Es chillón porque está consentido

shutterstock_288214118

 

 

  • Está consentido porque duerme con sus papás.

shutterstock_212933008

 

 

  • Es dependiente de su madre porque no le quitan la teta aunque ya hace rato que camina.

shutterstock_176104106

 

 

  • Es un malcriado porque se esconde detrás de las faldas de su mamá.

shutterstock_210230305

 

  • Pega porque no lo corrigen.

shutterstock_271209020

 

  • Grita porque nadie lo calla.

shutterstock_238530493

 

  • Es grosero porque nadie lo educa en su casa.

shutterstock_220176034

 

  • Nunca aprenderá de límites y reglas porque su mamá lo trae con el pelo largo.

shutterstock_230706544

 

  • La están haciendo una marimacha por permitirle jugar con niños varones.

shutterstock_305677025

 

  • Lo están reprimiendo demasiado por ser muy estrictos con él…

shutterstock_170690072

 

  • (Ponga en los comentarios las que crea que faltan aquí).

 

Las peores críticas a los niños ajenos suelen venir de gente sin hijos. Personas que no tienen LA MENOR IDEA de lo que es criar a un ser humano. El reto que es tratar de moldear una personalidad sin aplanarla, de resaltar sus fortalezas sin engreírla y de pasar por algo las debilidades sin sobreproteger. Yo misma recuerdo ser una chamaca insoportable de veintitantos malmirando a una mamá cuyo niño hacía berrinche en el piso del aeropuerto o del supermercado. Hoy, veo tal situación, compadezco a la madre en lugar de juzgarla.

 

Y en segundo plano, donde más se suelen presentar estas críticas, muchas veces acompañadas de comparaciones, es dentro de la familia propia. Quien más duro juzga a un niño suele ser de su misma familia cercana y las comparaciones más crueles con primos y hermanos.

 

Es odioso que critiquen al hijo propio. Sin embargo, todos criticamos a los ajenos cuando además deberíamos tener clarísimo, que independientemente del estilo de crianza que practiquemos o  las convicciones que tengamos, los niños resultan como ellos son. A pesar de todos nuestros esfuerzos, poco podemos hacer ante eso. La prueba es que una madre de 5 tendrá hijos tan distintos como los dedos de la mano.

 

Por eso, para empezar, aceptemos que todos los niños son distintos. Que tienen diferentes tiempos de desarrollo, distinto carácter y temperamento.

 

Que son niños. Y que todas sus mamás los quieren y están tratando de hacer lo que ellas consideran mejor dentro de sus criterios y sus posibilidades, según lo que ellas saben de los niños, porque nadie conoce mejor a un niño que su madre.

 

Hay muchos estilos de crianza, y cada quién los practica por sus muy válidas razones. Esto mismo puede hacer que nos cueste trabajo entender la postura de otros papás pero en verdad, debemos dejarlo ir.

 

Recordemos el sabio dicho: “Los hijos más fáciles de criar son los del vecino”. ¿Les suena?

 

¡Sígueme en mi página de Facebook! https://www.facebook.com/LaMaternidadSegunDada/?fref=ts

 

La información publicada en este blog está basado en la experiencia personal de su autor, así como en otros artículos, audios, material cinematográfico y periodístico que se haya hecho referencia dentro de éste. El único propósito es comunicar los resultados y conclusiones devengados del autor. Todobebé no se hace responsable por los efectos, resultados, acciones y reacciones de lo que aquí se publica, o se comenta. La información es responsabilidad del autor. 
Todos los autores de blogs en todobebé son responsables y de cada uno de los textos. Todobebé no comparte la opinión y no es responsable sobre los textos vertidos.

 

 

 

 

Danos tu opinión

Adriana Vera Orozco

La maternidad según Dada

Me llamo Adriana pero mucha gente me conoce como Dada. De niña soñaba con publicar algún día en el New York Times. A la fecha no lo he logrado, pero sí he escrito para Harper's Bazaar, Caras, Marie Claire, Casaviva, Women's Health, InStyle, Quién y Living de Martha Stewart. Desde el 2006 he tenido varios blogs, en 2007 me convertí en madre y hoy soy la editora en jefe de Todobebé, lo cual me permite combinar mis dos pasiones: la escritura y la maternidad. También me puedes leer en neceser.wordpress.com, un blog de maternidad y estilo de vida.