3 pasos para introducir alimentos sólidos a su dieta
La introducción de sólidos es un paso importante en la nutrición de tu hijo. Conoce los 3 pasos más importantes a seguir cuando empiezas a darle papillas y compotas a tu bebé.

3 pasos para introducir alimentos sólidos a su dieta

Es muy emocionante ver cómo nuestros pequeños crecen y alcanzan nuevas etapas en su desarrollo. Uno de los momentos más especiales es cuando ya empiezan a comer sus primeras papillas y no cabe duda que a veces nos dan muchas ganas de que ya llegue ese día.

Sin embargo, no debemos apurarnos ya que la Academia Americana de Pediatría recomienda que el bebé tenga entre 4 y 6 meses para poder darle alimentos sólidos.

Al parecer muchas mamás ya siguen este consejo. El 43% de las mamás que respondieron a una encuesta de Todobebé dice haber empezado a darle alimentos sólidos a sus bebés entre los 4 y los 6 meses de edad, mientras que el 32% empezó a los 6 meses.

Si tu bebé ya está listo, aquí tenemos los 3 pasos a seguir para que tengas una buena experiencia al comenzar esta bella etapa.

Empieza con alimentos simples

Prepara un poco de cereal de bebé (preferiblemente de arroz integral o avena si tu hijo se estriñe mucho) con leche materna o fórmula infantil, siguiendo las instrucciones en la caja. Asegúrate de que la mezcla quede aguada porque los bebés pequeños todavía están acostumbrados a sólo alimentarse de líquidos.

También puedes empezar con plátano (banano) o aguacate por su alto contenido de calorías y vitaminas. Sólo bátelos en la licuadora con un poquito de leche de pecho o fórmula y pásalos por un colador por si hay alguna hilacha o pedacito sin licuar.

Pon atención a los signos de alergia de los bebés

Siempre espera 3 ó 4 días después de haber presentado un tipo de alimento al bebé para darle otro. Esto es para asegurarte de que el estómago de tu bebé lo esté aceptando y que tu chiquito no muestre signos alergias.

Síntomas de alergia incluyen:

  • Diarrea
  • Ronchas o sarpullido
  • Vómito
  • Mucosidad en el pañal

En las primeras semanas sólo podrás darle compotas de un solo ingrediente hasta que hayas comprobado que no hay ningún problema.  Cuando ya hayas introducido varios tipos diferentes de frutas y vegetales, podrás empezar a prepararle a tu bebé purés mixtos.

No te des por vencida si el bebé rechaza la comida

Muchos bebés hacen caras de asco o sorpresa al probar algo nuevo.  Es muy chistoso y preocupante a la vez, porque podría parecer que no les va a gustar comer ese vegetal o fruta.  Pero no te desanimes, porque puede tomar mucho tiempo hasta que un niño se acostumbre. Ofrécele a tu bebé ese alimento varias veces cada 3 ó 4 días, para que lo conozca y lo acepte.

Recuerda que este es un momento de alegría y no te sientas frustada si la mayor parte del puré termina en el babero. Es normal al principio y poco a poco irán aprendiendo juntos. Además, durante el primer año de vida, el principal alimento de tu bebé no son las papillas ni compotas, sino la leche materna o la leche de fórmula.

Danos tu opinión