¿Me va a dar cáncer de mama a mí?
Investigaciones han indicado que ciertos factores de riesgo pueden aumentar la posibilidades de desarrollarlo. Mira qué debes tomar en cuenta para calcular el riesgo.

¿Me va a dar cáncer de mama a mí?

 

Por Nonantzin Martínez

 

Sería muy arriesgado decirte contundentemente que no. O todo lo contrario: que sí lo vas a tener. De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, de Estados Unidos, “en general, no es posible saber con exactitud por qué una persona padece cáncer y otra no. Pero la investigación ha indicado que ciertos factores de riesgo (algunos son modificables y otros no) pueden aumentar la posibilidades de desarrollarlo”. Lo que es un hecho es que es más común de lo que pensaríamos y nadie está libre de enfrentarse a un cáncer de mama. Nadie.

 

Y hay cifras que, desafortunadamete, nos indican que así es. El Dr. Samuel Rivera Rivera, médico adscrito al Servicio de Oncología Médica del Centro Médico Nacional Siglo XXI y miembro de la American Society of Clinical Oncology y la European Society of Medical Oncology, con quien platicamos para conocer un poco más de la enfermedad, nos dice que “1 de cada 6 mujeres lo va a desarrollar en algún momento de su vida. En países en donde las estadísticas son más rigurosas, se habla de hasta 1 de cada 4 mujeres”.

 

Este mes, en el que el cáncer de mama está en boca de todos (del que deberíamos tomar conciencia todo el año y, en particular, cada mes con nuestra autoexploración mamaria) te recordamos los factores de riesgo que podrían darte una mejor idea de cuán cerca estás de él:

 

  1. Ser mujer. Parece obvio, pero el hecho de haber nacido con el sexo femenino ya nos pone en riesgo, así que por eso no debes hacer oídos sordos a la enfermedad.

 

  1. Tener antecedentes familiares. Sin duda es de los factores más importantes para el desarrollo de la enfermedad, pues cuando mamá, hermanas o hijas lo tienen o tuvieron, el riesgo se duplica, sobre todo si alguna de ellas lo desarrolló en edades tempranas o fue bilateral (en ambas mamas). Cuando se tienen dos o más familiares muy cercanos con cáncer, el riesgo se triplica

 

  1. Edad. Aunque hay casos de mujeres que lo desarrollan en edades tempranas, con el paso de los años el riesgo aumenta. En México, de acuerdo con Fundación Cimab, la edad promedio de su aparición es a los 51 años, mientras que en Europa Occidental y Estados Unidos, a los 61. Y es que el envejecimiento de las células se traduce en una mayor predisposición a cambios moleculares negativos, nos dice el Dr. Samuel Rivera.

 

  1. Tener obesidad. El mal de nuestro tiempo, de nuestra sociedad y el detonante de muchas otras enfermedades, como los cánceres. Por eso es imprescindible mantenerse el peso adecuado, o bajar, practicando actividad física (30 minutos, 5 veces a la semana) y llevando una alimentación equilibrada. Conviene saber que cuando una mujer es diagnosticada con cáncer de mama, si no tiene sobrepeso, tiene una mejor evolución.

 

  1. Tabaquismo. Cuando se fuma, el riesgo aumenta, pues los productos de tabaco y el humo de segunda mano tienen muchos compuestos químicos que dañan el ADN de las células.

 

  1. Menarca temprana. Quienes tuvieron su primera menstruación antes de los 12 años tienen un riesgo mayor.

 

  1. Menopausia tardía. Si aparece después de los 55, el riesgo crece.

 

  1. Exposición a tratamientos hormonales. Se ha encontrado que la terapia de reemplazo hormonal y el uso prolongado de anticonceptivos hormonales podría favorecer la aparición de cáncer de mama debido a la exposición prolongada a estrógenos.

 

  1. Tener senos grandes.  Las mujeres con alta densidad mamaria tienen un mayor riesgo, y es que en una alta densidad mamaria hay más glándulas y tejido fibroso en proporción a la cantidad de grasa.

 

  1. Ser mamá. Resulta que haber tenido hijos, y mejor aún, si fueron amantados entre 6 meses y año y medio, protege contra el cáncer de mama. Sin embargo, hay que mencionar que las mujeres que tuvieron un bebé después de los 35 años o que nunca tuvieron hijos, duplican su riesgo comparadas con las mujeres que tiene al primer bebé antes de los 20 años de edad.

 

Como hemos visto, el del cáncer de mama depende de muchos factores. Si los sumamos, estamos en riesgo. Por eso es mejor restarlos siguiendo un estilo de vida saludable (evitar el sedentarismo, bajarle al consumo de grasas, harinas refinadas y azúcares) y conociéndonos: “saber cómo es tu cuerpo y autoexplorarse puede hacer la diferencia entre un diagnóstico positivo o negativo y una enfermedad en etapas tempranas o avanzadas. Y si se observan cambios en los senos (tamaño, forma, fluidos), hay que consultar inmediatamente al médico”, enfatiza el Dr. Samuel Rivera.

 

El especialista agrega que, a partir de los 40 años, todas las mujeres deben realizarse una mastografía (radiografía de la glándula mamaria que permite detectar lesiones no palpables y diagnosticar oportunamente la enfermedad) anualmente, aunque esto dependerá de los resultados y del médico tratante, pues si no se encuentran procesos malignos, podría hacerse cada 2 años.

 

Una herramienta de utilidad

Si tienes 35 o más años, el Instituto Nacional del Cáncer, de Estados Unidos, y el National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project ponen a tu disposición una herramienta interactiva para calcular el riesgo de desarrollar un cáncer de mama invasivo. Consúltala aquí: http://www.cancer.gov/bcrisktool/Default.aspx

 

Si tienes dudas o necesitas un consejo sobre cáncer de mama, acércate a ellos:

 

FUCAM A.C.

Asociación civil con la misión de procurar diagnóstico, tratamiento y seguimiento especializado en cáncer de mama.

Av. Bordo #100 Col. Viejo Ejido de Santa Úrsula Coapa, Coyoacán, México, D.F. Tel. 5678 0600 www.fucam.org.mx fucam@fucam.org.mx

 

ONCOAYUDA

Asociación civil y sin fines de lucro fundada en el año 2012 con cuatro líneas de acción: educación, apoyo emocional, calidad de vida e investigación.

Elizabeth Lavín, fundadora y directora ejecutiva: elylavin@oncoayudamexico.org www.oncoayudamexico.org

 

FUNDACIÓN CIMAB

Organización no gubernamental, sin fines de lucro, que contribuye a disminuir la mortalidad por cáncer de mama en México a través de cuatro líneas de acción: educación, información, servicios a pacientes e incidencia en políticas públicas.

Ometusco No.44, Col Hipodromo Condesa. México D.F. Horario de atención de L-V 9 a 18hrs. Tel: 5574 9085 y 5574 9073 www.cimab.org info@cimab.org

 

Sociedad Americana contra el Cáncer

Organización de salud que, basada en el servicio comunitario y voluntario, se dedica, mediante la investigación, educación, defensa de su causa y prestación de servicios, a prevenir el cáncer, salvar vidas y reducir el sufrimiento causado por el cáncer a fin de eliminarlo como uno de los principales problemas de salud.

Tel: 800-227-2345 www.cancer.org

 

El especialista:

Dr. Samuel Rivera Rivera

samuelri13@yahoo.com

 

Danos tu opinión