Toma conciencia sobre el cáncer de mama
El cáncer de mama es el más común entre las latinas en Estados Unidos, pero hay cosas que puedes hacer. ¡A tomar conciencia para cuidar de nuestra salud!

Toma conciencia sobre el cáncer de mama

EXPLORACIÓN-CANCERMAMA

En Estados Unidos desde hace varios años, octubre se ha convertido en el Mes de Concienciación Nacional del Cáncer de Seno. Desde 1990, el índice de mortalidad por cáncer de mama ha estado disminuyendo en dicho país.

Sin embargo, cuando miramos el panorama para las mujeres latinas en EU vemos que es complejo. Por un lado, las hispanas tienen menos probabilidad de padecer cáncer de seno que las mujeres blancas no hispanas. Por el otro, más de 14.000 mujeres latinas serán diagnosticadas con cáncer de seno este año y más de 2.000 morirán de esta enfermedad. El cáncer de pecho es el cáncer más común entre las hispanas en Estados Unidos y la principal causa de muerte por cáncer en este grupo.

¿Otra mala noticia? Las investigaciones muestran que es más probable que las hispanas sean diagnosticadas después de que su cáncer de seno haya progresado a un estadio más avanzado que las mujeres blancas no hispanas. Y las latinas tienen más probabilidad de morir por cáncer de seno que las mujeres blancas no hispanas diagnosticadas a la misma edad y en el mismo estadio de la enfermedad.

La buena noticia es que la información es poderosa y puede ser tu mejor aliada. Por eso te decimos qué debes saber sobre el cáncer de seno.

 

Qué es el cáncer del seno

 

El cáncer de seno es un cáncer que se forma en los tejidos del seno, generalmente en los conductos (tubos que llevan la leche al pezón) y en los lobulillos (glándulas que producen leche). Esto sucede tanto en hombres como en mujeres; sin embargo, el cáncer de seno en hombres es poco común.

El Instituto Nacional del Cáncer calcula que aproximadamente 230.480 mujeres y 2.140 hombres serán diagnosticados con cáncer de seno este año. Más de 14.000 de las personas diagnosticadas serán latinas. Sin embargo, más de cuatro de cada cinco mujeres hispanas diagnosticadas con cáncer de seno sobrevivirán al menos cinco años después del diagnóstico.

 

Qué es una mamografía

 

Las mamografías son radiografías del seno que pueden usarse para ver si hay cáncer de seno en mujeres que no tienen síntomas de la enfermedad. Este tipo de mamografía se llama mamografía selectiva de detección. La detección temprana del cáncer de seno con una mamografía selectiva de detección significa que el tratamiento se puede iniciar más temprano en el curso de la enfermedad, probablemente antes de que ésta se haya diseminado.

Si tienes 40 años o más, debes realizarte mamografías cada uno o dos años. Las mujeres que tienen un riesgo mayor que el promedio de padecer cáncer de seno deben hablar con su proveedor de cuidados médicos acerca de cuándo deben realizarse mamografías antes de los 40 años y con qué frecuencia deben hacerlo.

Algunos programas de salud estatales, locales y empresas proporcionan mamografías gratuitas o a bajo costo. También hay información disponible acerca de programas que las ofrecen de detección a bajo costo o gratuitos por medio del Servicio de Información sobre el Cáncer del NCI.

 

Conoce tu cuerpo

 

No ignores ninguno de los síntomas. Si notas algún cambio en cómo se ven o cómo se sienten tus pechos, consulta con tu proveedor de cuidados médicos. La mayoría de los cambios no se deberán al cáncer de seno, sin embargo siempre deben ser examinados.

Muchos factores de riesgo para el cáncer de seno han sido identificados. Los factores de riesgo son cualquier cosa que aumenta su probabilidad de padecer una enfermedad. Algunos factores de riesgo del cáncer de seno no pueden cambiarse (tales como la edad o los antecedentes familiares de cáncer de pecho), mientras que otros sí. Sin embargo, tener un factor de riesgo no significa que padecerás la enfermedad.

 

Evaluando si estás en un grupo de alto riesgo

 

Las mujeres que están considerando la terapia hormonal para la menopausia deben saber que la terapia de combinación, la cual incluye tanto estrógeno como progestina, aumenta su riesgo de padecer cáncer de seno.

Las investigaciones han demostrado que la actividad física puede ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de seno. Trata de hacer ejercicio como parte de tu vida cotidiana. El ejercicio intenso durante 4 horas por semana puede reducir tu riesgo.

Ser obesa después de haber llegado a la menopausia puede aumentar su riesgo de padecer cáncer de seno. Los médicos saben que la obesidad aumenta su riesgo de varias enfermedades; de modo que tiene sentido mantener un peso saludable en cualquier edad.

El consumo de alcohol puede aumentar también el riesgo. Si estás preocupada, habla con su médico acerca de cómo reducir su consumo de bebidas alcohólicas.
Para obtener más información sobre el cáncer, puedes visitar http://www.cancer.gov/espanol o llamar sin costo dentro de los Estados Unidos al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

    Danos tu opinión