Suelen empezar a presentarse alrededor de los dos años, lo que hace que esta edad se conozca como los "terribles dos".
Alrededor de los dos años, los niños empiezan a querer imponer su voluntad y muchas veces no saben cómo hacerlo. Aquí te decimos cómo ayudarlo y a que los dos sufran menos este proceso.

Todo lo que debes saber sobre los berrinches

Danos tu opinión