Pamela Salinas Parra

La vida después del parto

Los 3 básicos de un posparto exitosos

Los 3 básicos de un posparto exitosos

 

 

Una vez superada la salida del hospital, la llegada a casa y las primeras horas a cargo de nuestro bebé, los ajustes de nuestra vida suceden a cada momento.

 

Quizás uno de los pasos más complicados puede ser la lactancia. Eso dependerá de muchos factores y la solución a prácticamente todos o casi todos los obstáculos, es pedir ayuda con una educadora o consejera de lactancia. Incluso me atrevo a decir, que a veces la ayuda la deberíamos pedir desde el hospital, porque los bebés comen desde que nacen.

 

El otro gran tema del posparto inmediato son los horarios. Antes de que nuestro bebé nazca, estamos acostumbradas a realizar nuestras rutinas con horarios más o menos concretos. Nos levantamos a la misma hora, desayunamos, nos bañamos, luego viene la comida y luego las actividades vespertinas.

 

Cuando llegamos a casa con un recién nacido todo esta rutina se rompe, se acaba, desaparece. Desde las primeras horas en casa a las mamás se les olvida su propia hora de comida. A veces caen en cuenta que ya son casi las 10 de la noche y apenas han tomado agua y probado bocado.

 

Aquí es donde hay que poner mucha atención, porque justo la alimentación es uno de los pilares fundamentales para superar más o menos bien el posparto. No sólo es comer bien: es tener comidas abundantes tres veces al día y hacer colaciones al mediodía y a media tarde. Esto con el fin de mantener nuestra propia dosis de energía, para evitar una baja de presión o azúcar y tomar cómo mínimo tres litros de agua para no deshidratarnos y comenzar con mareos y dolores intensos de cabeza.

 

Y sí, es cierto, no volvemos a dormir como antes cuando nos convertimos en mamás, el otro gran reto para las nuevas mamás es el descanso, cosa nada fácil cuando nuestra vida se ha puesto de cabeza de un día para otro.

 

No sirve de mucho dormir lo más que se pueda en el embarazo, cuando tenemos un bebé de días es fundamental dormir cada que se pueda. Yo sé que nos cuesta trabajo dejar la casa hecha un caos, pero se los digo de verdad. Duerman cada que su criatura haga siestas, porque sus noches ya no serán de sueño reparador, por el contrario, es muy probable que los primeros meses casi no puedan dormir más de dos o tres horas continuas.

 

No es mi intención asustar a nadie, por el contrario lo que quiero decirles es que una de las prerrogativas del posparto es poder dormir a cualquier hora del día, estar en pijamas a las dos de la tarde o bañarse a las 5pm y dormir una siesta de 40 minutos.

 

Se los juro por mis tres hijos: necesitan descansar y como no lo pueden hacer por las noches, será mejor que vayan cooperando con ustedes mismas y dormir cada que se pueda, hasta en los trayectos a casa de las abuelas, a la vista del pediatra, a una comida, dónde sea, pero dormir.

 

Incluso si tienen la fortuna de tener ayuda familiar o una nana, después de darle de comer dejen a la criatura en brazos de alguien más y acuéstense media hora a dormir. No, no son malas madres, al contrario. Se están cuidando porque sus críos las necesitan fuertes y sanas.

 

Comer, dormir y lactancia, los básicos para un postparto exitoso.

 

 

 

 

 

 

 

Danos tu opinión

Pamela Salinas Parra

La vida después del parto

Hace ocho años me convertí en madre sin tener la menor idea de qué se iba a tratar todo esto. Desde entonces he recorrido un camino de cambios, dudas y aprendizaje intensivo sobre lo que significa ser mamá en estos tiempos. Tuve una cesárea, un parto natural con anestesia y un parto psicoprofiláctico en agua. Informar, ayudar y calmar a otras mamás en esta ardua labor del maternaje me llevó a convertirme en Doula postParto, porque ninguna mujer debería comenzar la maternidad en soledad.