El asma y los niños
En Estados Unidos, más de 22 millones de personas padecen asma y de ellos, 6.8 millones son niños. Aprende cuáles son sus causas y cómo se puede prevenir esta enfermedad.

El asma en los niños

 

Las estadísticas acerca del asma son alarmantes. En Estados Unidos, 23 millones de personas padecen de asma y 6.8 millones de estos son niños.  La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) nos proporciona la siguiente información acerca de esta común enfermedad y cómo que la afectan.

¿Qué es el asma?

Es una enfermedad que causa que las de los pulmones se estrechen y puede dificultar la respiración. Un ataque de asma es un episodio donde los pulmones no obtienen suficiente aire para respirar. Una persona puede estar teniendo un ataque de asma si tiene:

  • Dificultad para respirar
  • Respiración jadeante
  • Tos
  • Dolor en el pecho
  • Opresión en el pecho

El asma es un de las enfermedades crónicas de mayor preocupación durante la niñez y figura en el tercer lugar como la causa de ingresos en los hospitales en niños menores de 15 años.

  • Un promedio de 1 de cada 10 niños de edad escolar padece de asma.
  • Cada año ocurren 13 millones de días de ausencias escolares debido al asma.

 

¿Cuáles son algunos de los factores causantes de asma más comunes?

  • en el medio ambiente
  • Ácaros de polvo
  • Moho
  • Cucarachas y otras plagas
  • Mascotas

¿Cuáles son las distintas acciones que se pueden realizar para controlar el asma?

Humo de tabaco:

  • dentro de su casa o auto. Los niños pequeños son especialmente vulnerables al riesgo que representa la exposición al humo del tabaco.

Ácaros del polvo:

  • Cubre los colchones y las almohadas con cobertores con cierres a prueba de polvo (“impermeable a los alérgenos”).
  • Lava la ropa de cama (sábanas, mantas y cobertores) una vez por semana con agua caliente.
  • No coloques animales de peluche sobre las camas.
  • Mantén el interior de tu hogar seco, idealmente entre 30-50% de humedad relativa. Los niveles de humedad se pueden medir mediante higrómetros que se compran en las ferreterías locales.
  • Retira frecuentemente el polvo con un paño húmedo.
  • Aspira las alfombras y los muebles tapizados para reducir la acumulación de polvo.

Moho:

  • Repara las cañerías u otras fuentes de agua que tengan pérdidas.
  • Utiliza extractores de aire o abre las ventanas en la cocina cuando estés cocinando o usando el lavavajillas y en el baño cuando se estén dando una ducha.

Cucarachas y plagas:

  • No dejes comida ni desperdicios al descubierto.
  • Guarda los alimentos en recipientes herméticos.
  • Limpia inmediatamente las migas de comida o líquidos derramados.
  • Lava la vajilla tan pronto como termines de usarla.
  • Sella las grietas o aberturas alrededor o dentro de los armarios.
  • Evita la acumulación de objetos.
  • Prueba usar cebos o trampas antes de optar por rociar con pesticidas.

Mascotas:

  • Mantén las fuera del dormitorio y áreas en donde se duerme, en todo momento y deja las puertas cerradas.
  • Aleja a las de los muebles tapizados, alfombras y juguetes de peluche.

Recuerda: “La Protección de Tu Familia Está en Tus Manos” Para mayor información sobre el asma, por favor, consulta www.epa.gov/espanol

Danos tu opinión