¿Qué es la técnica ICSI?
Aquí encontrarás información de mucha utilidad para conocer más sobre una técnica que ayuda en los casos de infertilidad masculina.

¿Qué es la técnica ICSI?

En ciertos casos de infertilidad masculina, la mezcla usual de óvulos con los espermatozoides puede no resultar en un cigoto (óvulo fertilizado). Las nuevas técnicas de inyección de un espermatozoide dentro del óvulo han ayudado a producir embriones en muchos de estos casos de infertilidad masculina severa.

 

La técnica del ICSI es una Fecundación in vitro altamente especializada, que sólo requiere un espermatozoide para ser microinyectado en cada óvulo, con la ayuda de un micromanipulador.

 

Los biólogos pueden sostener un solo óvulo en la punta de una pipeta de succión fina y penetrarlo con una aguja siete o más veces más delgada que un cabello. Todo esto lo hacen a través de un potente microscopio y de instrumentos de manipulación microscópicos.

 

Esta microtécnica se ha desarrollado para tratar la esterilidad no sólo en los hombres que producen esperma de mala calidad, sino en pacientes con ausencia total de producción de esperma debido a un bloqueo o algún otro trastorno testicular.

 

Las técnicas disponibles para la aspiración de espermatozoides en estos casos son:

 

  • MESA: Aspiración de espermatozoides del epidídimo por microcirugía.
  • TESE: Extracción de espermatozoides del testículo por biopsia.
  • PESA: Aspiración percutánea del epidídimo.
  • TEFNA: Aspiración con aguja fina de espermatozoides del epidídimo y del testículo.

Estas técnicas pueden ayudar a pacientes con lesiones en la médula espinal y disfunción eréctil.
ICSI también es recomendada en:

 

  • Los casos de FIV dónde no hubo fecundación.
  • Parejas con dos intentos de FIV con Transferencia de Embriones pero sin embarazo.
  • Pacientes en quienes la recuperación de óvulos es baja (cuatro o menos).
  • Mujeres mayores de 40 años.
  • Parejas con problemas genéticos, cuyos embriones serán sometidos a diagnóstico preimplantacional.

 

La mujer debe someterse al procedimiento de hiperestimulación ovárica controlada y recolección de óvulos con la misma técnica y los mismos controles que con FIV.

 

El hombre debe proporcionar una muestra de semen (a menos que estén indicadas las técnicas de MESA, TESE, PESA o TEFNA). La preparación y selección de los espermatozoides, crucial para el éxito del ICSI, se lleva a cabo mediante un proceso de lavado y clasificación.

 

En los casos de infertilidad masculina severa se recomienda realizar cariotipo del hombre para descartar una enfermedad hereditaria.

 

UNIFERTES, la Unidad de Fertilidad ubicada en la Clínica El Ávila, fue fundada en 1987 y es responsable del primer bebé probeta por embrión congelado en Venezuela. Desde entonces, cerca de mil bebés han nacido en la Clínica El Avila mediante Reproducción Asistida. 

Danos tu opinión