Ideas para obsequiarle a tu esposa cuando nace el bebé
Cuando se acerca el gran día del nacimiento del bebé, muchos papás escuchan de otras personas que sería bonito que le compren algo a sus señoras o que les preparen una sorpresa que demuestre el amor que sienten por ellas. Aquí te damos algunas ideas para felicitar y agradecer a la nueva mamá por haber dado a luz.

Ideas para obsequiarle a tu esposa cuando nace el bebé

 

Se acerca el gran día cuando nacerá el bebé, muchos papás escuchan de otras personas que sería bonito que le compren algo a sus señoras o que les preparen una sorpresa que demuestre el amor que sienten por ellas. Aquí te damos algunas ideas.

 

Sabemos de casos extremos en los que más de alguna futura mamá ha hecho un pedido explícito del regalo que le gustaría recibir después del parto. Si estás leyendo esto, nos imaginamos que no es tu caso. Es más: probablemente tu esposa no espera absolutamente nada. Por eso, es más lindo todavía que planees cómo sorprenderla como demostración del cariño que le tienes. Una vez más, no nos cansaremos de repetir que no importa lo que cueste el regalo, sino el gesto. Por eso, dentro de nuestras ideas encontrarás muchas que más que dinero, involucran ingenio y una buena cantidad de romanticismo. Vamos al grano, entonces.

 

Ideas para regalarle a tu mujer cuando de a luz

 

  • Un ramo de flores con un mensaje personalizado: averigua antes si en el hospital donde nacerá tu bebé permiten flores. En caso de que sí se pueda, encárgale un lindo ramo. Si no sabes qué flores le gustan a tu esposa, puedes comprar rosas rojas, que simbolizan pasión. Lo más importante es que le escribas un mensaje a ella, diciéndole lo especial que es ella para ti y lo mucho que admiras que juntos hayan traído a este mundo una nueva vida.

 

  • Una tarjeta o un cupón a ser canjeado en un mes: en el cupón le dirás que dentro de un mes saldrán a cenar o comer los dos, solos, a un restaurante. Puedes acompañar el cupón por una botella de champán como “adelanto” de la velada que pasarán en unas semanas más. Ojalá puedas organizar desde ya quién los ayudará a cuidar al bebé, para que puedan pasar un par de horas reencontrándose como pareja. Acuérdate que tiene que ser alguien de confianza para que se puedan relajar, como tu suegra o tu mamá.

 

  • Una joya o alhaja: no tienes por qué ser un magnate para comprarle un par de aretes o una pulsera. También puedes encontrar en el comercio unos colgantes en forma de niña o niño, que simbolizan al bebé que ha nacido. Otros maridos han sorprendido a sus esposas con un anillo o un reloj. Y algo muy romántico es comprar una medalla y mandarla a grabar con una frase especial. Puede decir algo tan sencillo, pero tan fuerte como, “Te amo”. Hay opciones para todos los presupuestos y todos los gustos.

 

  • Un certificado o diploma: puedes hacerlo en la computadora. Compra un papel más grueso y úsalo para imprimir el certificado en el cual digas que se le otorga a tu esposa por ser la mamá más linda, la mejor esposa y/o la madre más bondadosa y dedicada del mundo. No te olvides de colocar la fecha y tu firma. También puedes colocar el nombre del bebé.

 

  • Un arreglo de globos y peluches: esto es una buena idea si en el hospital no permiten flores. Le puedes pedir a la floristería que coloquen media docena o más de globos alrededor de un animal de peluche. ¡No te olvides de la tarjeta con un mensaje personalizado!

 

  • Cupones que valgan por ayuda específica: es muy beneficioso y emocionante que te involucres en la crianza de tu bebé. Por lo tanto a tu esposa la puede alegrar mucho que le des cupones que en los que te comprometas a “cambiar el pañal”, “bañar al bebé”, “darle el biberón al bebé en la noche” y otras tareas similares. Puedes incluir un cupón que diga “Vale por un beso apasionado” o “Vale por una vida familiar llena de amor”.

 

Qué no regalar

 

  • Ropa: tu esposa no se va a sentir muy esbelta después del parto y se puede ofender si la talla de lo que le regalaste es muy grande. Y si es muy pequeña, se va a deprimir porque no le queda.

 

  • Perfumes: una vez que nace el bebé, probablemente tu esposa no va a querer usar perfumes para que no le afecte al niño.

 

  • Una membresía en el gimnasio: por más buenas intenciones que tengas o por más que te molesten los kilitos de más de tu esposa, ni se te ocurra tocar el tema de su figura. En serio. Ella sabe mejor que nadie que ahora deberá esforzarse por recuperar su cuerpo de antes y no necesita que nadie le recuerde que está rellenita. La única excepción: si tu mujer te ha pedido que le regales sesiones en el gimnasio.

 

Acuérdate que tu esposa estará muy sensible después del parto. Las hormonas van a jugarle más de alguna mala pasada y no te preocupes si ella está muy sensible, llorona o irritable. Además, la llegada de un bebé es una alegría inmensa, pero un cambio gigantesco a la vez. Y como todo cambio, cuesta acostumbrarse a ello.

 

Ojalá que tu demostración de cariño, ya sea a través de unas lindas palabras en una tarjeta o un bello arreglo de flores, ayude a que ella no sólo se sienta mamá, sino tu mujer. Una mujer querida, deseada y apoyada. Ése es el regalo más bello que le puedes dar. Te deseamos mucha suerte.

    Danos tu opinión