Desarrollo físico alrededor de los tres años
Habrás notado la cantidad de cosas que tu hijo puede hacer con sus manos y con su cuerpo alrededor de los tres años. Aprende acerca de su desarrollo físico y las aventuras de la edad preescolar.

Desarrollo físico alrededor de los tres años

 

Habrás notado la cantidad de cosas que un  puede hacer con sus manos y con su cuerpo alrededor de los tres años. ¡Su desarrollo motor continúa a un ritmo trepidante! Es una edad muy divertida para animar a tu hijo a contigo y a realizar proyectos que le ayudarán todavía más a desarrollar sus músculos. Queremos ayudarle a trabajar sus músculos finos (los que le ayudan a hacer movimientos precisos con sus manos) y sus músculos gruesos (los que le ayudan a mover todo su cuerpo).

 

Todas las áreas del desarrollo están conectadas

 

Sus logros en esta área no sólo le ayudan en su desarrollo físico sino que están directamente conectados con las habilidades intelectuales, del y de tu niño. Cuando tu preescolar puede agarrar la pieza de un rompecabezas y manipularla, también está desarrollando su habilidad para resolver problemas. Cuando tiene éxito completando estas actividades, ¡se siente muy satisfecho de sí mismo!

 

Desarrollo de sus músculos finos

 

T puede hacer muchísimas cosas con sus manos. Habrás notado como va desarrollando sus habilidades de pintar y escribir. Puede hacer garabatos y hasta dibujar formas. Observa su y déjale experimentar con ceras, rotuladores y lápices que no sean muy punzantes. No le obligues a copiar dibujos o a hacer dibujos “perfectos,” además de desarrollar sus músculos finos, también desarrolla su y habilidades intelectuales cuando dibuja libremente. Este es uno de los primeros pasos para aprender a escribir. También puedes dejarle experimentar con pinceles, esponjas bañadas en pintura y usando sus manos (y hasta pies) para pintar. Estas actividades divertidísimas le ayudan a desarrollar sus sentidos y a sentirse cómodo manejando diferentes materiales. A algunos niños no les gusta ensuciarse, no les fuerces. Sigue su ritmo e invítales a jugar de manera progresiva. En la , tu pequeña(o) puede empezar a usar tijeras infantiles. Anímale a hacer un bonito collage con los trozos de papel que recorta. Usar cola o pegamento es otra actividad que le ayudará con sus músculos finos.

 

Vas a observar también a tu niño(a) pasando las páginas de . Déjale tomar iniciativa durante la lectura, sus músculos finos, lenguaje y desarrollo intelectual van a beneficiarse. También puedes pedirle ayuda para cocinar; verter contenidos, amasar, mezclar son todas habilidades que está desarrollando. A la hora de comer también puede ayudarte con muchas cosas como sirviéndose agua de una jarra de plástico, usando una cuchara pequeña para servirse o comer.

 

Desarrollo de los músculos gruesos

 

Seguramente habrás visto a tu pequeño demostrar una gran variedad de actividades físicas como gatear, caminar, correr, saltar, dar vueltas, trepar, columpiarse, sostenerse en un pie, subir y bajar escaleras (quizás alternando pies), ponerse prendas de ropa simples, etc. Esta es una edad divertidísima donde los niños experimentan con todo lo que pueden hacer con su cuerpo.

 

Observa las actividades de tu niño y piensa en maneras creativas de ofrecerle espacios seguros para mover su cuerpo. Puedes llevarla al , crear un lugar seguro en casa donde pueda mover su cuerpo libremente (poniendo cojines alrededor, sacando objetos peligrosos) o dejarla correr y jugar en una zona verde. Anímalo a usar los diferentes materiales del parque, los toboganes, columpios, la caja de arena, los chorros de agua, túneles. Llévate una pelota y jueguen al aire libre, corran detrás de la bola, practiquen patearla, lanzarla con el brazo, atraparla o intentar colocarla en una portería. Si la pelota es muy grande, hasta pueden probar de rodar encima de ella. Recuerda que toda actividad física debe estar atentamente supervisada por un adulto para evitar accidentes.

 

Intenta darle la oportunidad de tener actividad física libre todos los días, especialmente si vives en un espacio pequeño en la ciudad. La experiencia de correr, trepar y saltar son esenciales para su desarrollo.

 

En casa (o también al ) puedes crear una carrera de obstáculos que requieran que tu preescolar se agache, gatee, se balancee en un pie… al final de la carrera puedes ofrecerle un “tesoro” o “sorpresa.” Seguir instrucciones y realizar movimientos le ayudará con su desarrollo físico e intelectual. Recibir su tesoro o sorpresa le ayudará con su .

 

Otras actividades como escuchar y bailar a diferentes ritmos, dar palmas, representar historias, imitar a animales, caminar a la tienda, le ayudarán con su desarrollo. Disfruten de todas estas actividades juntos, ¡el movimiento es bueno para todos!

 

La Dra.Helena Duch es psicóloga infantil y familiar especializada en trabajar con familias que están planeando, esperando y criando a niños en la primera infancia. La Dra. Helena tiene un doctorado en Psicología Infantil y Escolar de New York University y una Maestría en Psicología del Desarrollo Infantil de Columbia University y es licenciada en Psicología Clínica por la Universidad Ramon Llull en Barcelona. Además la Dra. Helena está licenciada como psicóloga en el estado de Nueva York y en España, su país natal.

 

NOTA: Este artículo es para fines educativos solamente y no reemplaza una consulta médica o psicológica. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o de comportamiento sino consultar a algún médico o profesional de salud mental que te examine en persona y que esté autorizado para practicar su profesión en la localidad donde vives.

    Danos tu opinión