Consejos para el cumple de tu bebé
Cuando tu bebé ya cumple dos o tres años, aprovecha su mayor independencia para festejar su cumpleaños de manera que todos la pasen bien. Aquí tienes algunas sugerencias.

Consejos para el segundo y tercer cumpleaños

 

Puede parecer increíble que tu bebé ya esté convertido en todo un niño. Esto se hace más evidente aún en vísperas del segundo cumpleaños, cuando se siente cómodo caminando solo, se vuelve más sociable y tiene un vocabulario propio que a veces los adultos no entendemos claramente.

El segundo aniversario de la llegada de tu hijo a este mundo, merece celebrarse de manera distinta al primer cumpleaños. Eso sí, por más que tu pequeñín haya crecido mucho, no hay que olvidarse que los niños se cansan con facilidad, por lo que debes tratar de programar el festejo a una hora en que estén descansados, ya sea en la mañana o en la tarde después de la siesta.

 

Aquí tienes otros consejos, que aplican al tercer cumpleaños también:

 

  • Define cuál es el mejor lugar para celebrar a tu pequeñín. Puede ser el jardín infantil o guardería, tu casa o un lugar que se especialice en organizar cumpleaños. Estos últimos suelen ser un poco más impersonales, pero tienen la gran ventaja de la experiencia que tienen en el manejo de este tipo de eventos y son muy útiles cuando los padres trabajan y no quieren complicarse.

 

  • A menos que tengas ayuda de muchos adultos (niñeras, abuelos activos o tíos que se desviven por sus sobrinos) o que se realice en un lugar de eventos, trata de que la reunión sea pequeña, no más de diez niños con sus respectivos padres. Esta es sólo una sugerencia para que la celebración sea relajada para todos, pero sabemos que a veces esto es imposible cuando la familia es muy grande.

 

  • Presta atención a la comida. Puedes hornear o comprar pastelitos o panecillos dulces individuales que lleven encima betún de chocolate o vainilla y decorarlos con grageas comestibles de colores (que sean las alargadas y no las en forma de perla, para evitar que los niños se atraganten). Compra pan de miga (o de molde), corta los bordes y haz un emparedado (sandwich) relleno de ensalada de huevo, atún , pollo o queso con tomate, y luego córtalo en triángulos más pequeños. También puedes tener bastones de zanahoria y pepino junto a alguna salsa para untar (como un puré de garbanzos llamado hummus o salsa americana o golf, hecha mezclando ketchup o catsup con mayonesa).

 

 

  • El pastel de cumpleaños no puede faltar. A esta edad es más fácil porque los niños ya pueden comer de todo y generalmente les encanta comer un trozo de pastel con sus propias manos. Se puede decorar con motivos de coches, mariposas, corazones, trenes, fútbol o personajes infantiles que le gusten al festejado (Peppa, Spiderman, Minions, Bugs Bunny, Barbie, Shrek, etc).

 

  • Es muy lindo tenerle sorpresas o recuerdos a los asistentes. Puedes usar bolsas de plástico o papel amarradas con una cinta o lazo para guardar allí caramelos, crayones o lápices de colores, cochecitos, un frasco para hacer burbujas, o lo que se te ocurra regalar. Un recuerdo que dura más allá de la fiesta es sacar fotos con una cámara instantánea (como Polaroid) cuando llegan los invitados y colocar la foto en la bolsa con la sorpresa.

 

  • Si vas a tener una piñata, ten cuidado de rellenarla con cosas que no atraganten a niños pequeños para evitar que se atoren.

 

  • Evita los globos de látex ya que si se rompen o estallan, los trozos pueden ser ingeridos por los niños. Pocas personas saben que estos globos pueden ser tan peligrosos; si los usarás como adorno, trata de que estén elevados o rellenos de helio para evitar que los niños los revienten.

 

  • Trata de limitar la duración del cumpleaños a dos horas, para que así los niños no se cansen demasiado.

 

No te olvides de sacar muchas fotos de tu hijo con sus amigos. ¡Los años pasan volando y los momentos de alegría merecen ser inmortalizados!

Ver más

Danos tu opinión