beneficios de la leche materna
Un estudio devela más beneficios aún de la leche materna.

Más beneficios de la leche materna

 

 

Más buenas noticias. Si ya por sí sabíamos que los beneficios de la leche materna son innumerables para los bebés en su primera etapa de vida y a largo plazo, ahora, una investigación realizada en Brasil, encabezada por el Dr. Bernardo Lessa Horta, y publicada en prestigiosa revista médica y científica The Lancet Global Health, encontró que quienes reciben leche materna como alimento predominante (aunque pudieron haber ingerido algunos otros) por 12 meses o más, en sus 30, son más inteligentes, tienen un mayor grado de escolaridad y ganan más dinero, comparados con aquellos que son amamantados por menos de un mes.

 

A esta conclusión se llegó después de estudiar a 3,493 bebés nacidos en 1982, en la localidad de Pelotas, Brasil, a quienes se siguió durante 30 años. Los investigares utilizaron la escala “Wechsler de Inteligencia para Adultos”, un test psicométrico con el que se miden comprensión Verbal, razonamiento perceptivo, memoria de trabajo, velocidad de procesamiento y coeficiente intelectual total. El resultado fue sorprendente: los adultos beneficiados por la lactancia materna, ahora tenían un índice de inteligencia de casi cuatro puntos (3.76) por encima de aquellos que la recibieron por muy poquito tiempo, lo cual, al parecer, influyó en sus grados académicos y en su capacidad para hacer más dinero.

 

Este no es el único estudio que se ha hecho al respecto. En Dinamarca y en Gran Bretaña también han encontrado una asociación positiva entre la lactancia materna y el desarrollo mental. Todo indicaría que a mayor exposición a ciertos ácidos grasos que contiene la leche materna, mayor y mejor es el desarrollo del cerebro, lo cual podría contribuir a un incremento de la inteligencia. Y aunque es aventurado decir que el éxito de una persona adulta se debe exclusivamente a que fue amantando cuando era bebé, no está por demás tomarlo en cuenta.

 

No olvidar sus beneficios

– Menos propensión a padecer alergias

– Menos infecciones del oído

– Menos gases, diarrea y estreñimiento

– Menos enfermedades de la piel

– Menos infecciones estomacales

– Menor propensión a padecer obesidad o problemas de peso

– Menos riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante

– Menos caries

–  Menor riesgo de padecer diabetes

 

Por Nonantzin Martínez

Danos tu opinión