Adriana Vera Orozco

La maternidad según Dada

5 cosas que hacer con tu placenta

5 cosas que hacer con tu placenta

 

Una vez escuché a una señora preguntándole a una embarazada cómo se conectaba la mamá con el bebé. “Por el cordón umbilical”, contestó la gestante. “Sí, ¿pero cómo se conecta el cordón con la mamá?”.  Ninguna de las dos supo la respuesta. Yo no les pude aportar porque no las conocía y me pareció terriblemente grosero de mi parte meterme en una conversación ajena, pero me daban ganas de decirles: “¡Es por la placenta!”. Así de importante es esto que rara vez nos cuestionamos.

Debo confesar que cuando nacieron mis hijos, lo que me interesó fue llevarme al bebé en cuestión a casa y nunca me pregunté qué harían con ese maravilloso anexo embrionario que es la placenta. Resulta que mientras nosotros los seres humanos “civilizados” dejamos que los hospitales desechen dicho órgano efímero, el resto de los mamíferos de la naturaleza ingieren las suyas tras el momento del alumbramiento. La naturaleza es sabia, y nosotros no tanto. Por ello, los radicales de la procreación han reconsiderado este hecho y se podría casi decir que está de moda revalorar la placenta.

¿Qué hacer con ella? Desde ingerirla hasta hacer un bello souvenir, aquí te dejo cinco opciones para que elijas la que más te guste (si es que la quieres aprovechar).

 

Encapsularla

El proceso es sencillo: si no se va a encapsular de inmediato se congela y después se descongela. Si se usa fresca se lava y después se pone en un vaporizador. Se corta y se coloca en un deshidratador por unas 18 horas. Vi otra técnica en la que la secaban en el horno, supongo que da igual. Se pulveriza, se mete en cápsulas y se ingiere de manera diaria como suplemento alimenticio. ¿Los beneficios? Incrementa la energía, la producción de leche y evita la depresión posparto. Con estos maravillosa promesa de beneficios, ¿lo harías? Miren el video de cómo se realiza, pero advierto que es MUY “gráfico”.

 

 

Prepararla a manera de estofado

Empecemos por aclarar que las hembras humanos somos los únicos mamíferos que no se comen la placenta que produjeron durante su embarazo. Hay quien aseguran que los animales lo hacen en un reflejo de supervivencia, para que sus predadores no los ataquen al oler la sangre. Otros aseguran que lo hacen por instinto natural, pues es como debe ser. Los beneficios de hacerlo serían los mismos que al tomarla en cápsulas, pero hay quien disfruta más de preparar un estofado y disfrutarlo en familia. Por eso incluso existe un sitio dedicado a recetas para prepararla. De ahí saqué este video:

 

 

Hacerla smoothie

Los super foods con los que se hacen estos nutritivos batidos no se limitan al kale, el hemp, las moras o los trozos de cacao. Resulta que también de plancenta se puede hacer un smoothie. Es solo una variación más para aquellos que creen que ingerirla es la mejor opción. Aquí les dejo una receta:

 

placenta_smoothies
Foto: http://www.mindthesciencegap.org/

  • 1 trozo redondo de aprox. 3 cm de diámetro de placenta cruda
  • 1 plátano orgánico
  • 1 puñado de frutos del bosque
  • 1 puñado de goji berries

Mezclar las frutas y agregar de 50-150ml de agua hasta que el smoothie logre una consistencia bebible. Sirve de inmediato y consume dentro de la siguiente hora. Receta: https://www.placentanetwork.com/

 

Crear una “obra de arte”

Imprimiendo su huella en un lienzo y haciendo figuras como un árbol que después podrá decorar tus paredes. Hay quien realiza esta misma técnica para adornar un pañalero o una camiseta del bebé.

Fotos: http://www.portlandplacentaservices.com/

2381189 3442739

 

 

Fabricar con ella un souvenir 

Así como lo leen. Se puede “fosilizar” para hacer un portarretratos, utilizar solo un pedazo para llevarlo colgado a tu cuello o bien, hacer de todo el órgano una pieza que inmortalice el momento, como el oso que se ve abajo.

 

Foto: essentialbaby.au
Foto: essentialbaby.au

 

placentateddy
Foto: http://www.inhabitots.com/

 

¿Harías alguna de estas? ¿Qué hiciste con la tuya? ¡Cuéntame!

 

Danos tu opinión

Adriana Vera Orozco

La maternidad según Dada

Me llamo Adriana pero mucha gente me conoce como Dada. De niña soñaba con publicar algún día en el New York Times. A la fecha no lo he logrado, pero sí he escrito para Harper's Bazaar, Caras, Marie Claire, Casaviva, Women's Health, InStyle, Quién y Living de Martha Stewart. Desde el 2006 he tenido varios blogs, en 2007 me convertí en madre y hoy soy la editora en jefe de Todobebé, lo cual me permite combinar mis dos pasiones: la escritura y la maternidad. También me puedes leer en neceser.wordpress.com, un blog de maternidad y estilo de vida.