Ratoncitos de huevo. Prepara una cama de hojas de lechuga. Sobre ellas, una rebanada de queso amarillo. En agua hirviendo prepara dos huevos duros. Cuando estén listos y fríos, córtalos por la mitad, colócalos boca abajo y decóralos con pedacitos de zanahoria, aceituna y pimiento. Las colitas hazlas de tiras de jamón. ¡Tus niños se van a enamorar de estos ratoncitos!

7 divertidos almuerzos para los niños

¿Tus hijos ya no quieren comer nada de lo que les sirves? ¡Todo está en la manera en la que presentas los alimentos! Aquí te damos siete opciones para que tus niños coman cualquier cosa que les des.

    Danos tu opinión