Detox antes del embarazo
Si estás decidida a tener un hijo en los próximos meses, quizá te interesa saber por qué desintoxicarte antes de comenzar a intentarlo puede ser sumamente benéfico tanto para ti como para tu bebé.

Detox antes del embarazo

colaboradora5Por Georgina Ferrer*

Si estás decidida a tener un hijo en los próximos meses, quizá te interesa saber por qué desintoxicarte antes de comenzar a intentarlo puede ser sumamente benéfico tanto para ti como para tu bebé.

Cada vez más mujeres y hombres tienen problemas de fertilidad y les es más difícil concebir.

Sin duda, los niños que nacen hoy en día vienen a un mundo mucho más tóxico que en el que nacimos nosotros, y desde luego en el de nuestros padres y nuestros abuelos. Vivimos rodeados de contaminantes en el aire, suelo y agua, pesticidas en la comida, retardantes de inflamación en la ropa, químicos muy nocivos en los limpiadores para la casa y hasta en los productos que usamos en la piel y para el cuidado personal. Existe un estudio hecho por el Environmental Working Group (www.ewg.com) en el se asegura que los bebés nacen “pre-contaminados” con más de 200 químicos en el cuerpo circulando por su sangre.

El mercurio, el plomo, los parabenos, el bisfenol A y los ftalatos, son solo algunos de los tóxicos  que más afectan tanto a los padres como al bebé.

El mercurio daña el cerebro, el sistema nervioso, las funciones hormonales y está ligado a síntomas como déficit de atención, fatiga y dolor.

Con el bisfenol los efectos incluyen (pero no se limitan): alteraciones en el desarrollo del sistema nervioso del bebé, como por ejemplo la función tiroidea y el crecimiento del cerebro, cambios en el comportamiento, (como hiperactividad), y cambios en el desarrollo normal de la próstata.

Los parabenos se encuentran en casi todos los cosméticos y tienen un efecto similar al bisfenol en el sistema endocrino.

Los ftalatos se relacionan con un peso bajo al nacer, asma, pubertad prematura, baja producción de espermas y genitales anormales, riesgo de obesidad infantil y autismo.

Los doctores normalmente no te piden análisis de los niveles de toxicidad ni de niveles de nutrientes en el cuerpo, lo cierto es que entre más limpia y nutrida estés, le garantizas a tu hijo un comienzo mucho más saludable. Además disminuyes el riesgo de que tú y tu bebé desarrollen alguna complicación en los meses de gestación en el parto y los meses posteriores al nacimiento.

Hacer una desintoxicación no es un juego de niños. Existen miles de publicaciones en las que te ofrecen desintoxicarte en tres días o en una semana y que, si no son planes bien diseñados, pueden crearte una descompensación seria en el organismo. Es muy importante tratar de hacerlo con un profesional como un Health Coach o con un nutriólogo especializado que te guíe. Esa persona, además de ayudar a desintoxicarte, debe garantizarte una nutrición óptima para la pre-concepción, ser una guía para deshacerte de muchos de los productos tóxicos que utilizas día a día y ayudarte a sustituirlos. Además te puede enseñar a mejorar tus hábitos en general y a desintoxicarte también de sentimientos y factores de estrés que puedan afectarte durante el embarazo.

Si decides hacerlo tú sola, te recomiendo dos programas de desintoxicaciones profundas que se enfocan en regenerar tus órganos por dentro y te ayudan a que tu sistema comience a desintoxicase solo: www.cleanprogram.com y http://lifespa.com/cleansing/ .

*Georgina Ferrer siempre ha sido una apasionada de la nutrición y la buena salud. En 2009 se mudó a vivir a Bélgica, y ahí se dio cuenta  de que sus hijos tenían muchos problemas de intolerancias alimenticias que les causaban enfermedades. Fue entonces que comenzó a leer libros de salud integral y decidió estudiar Nutrición Holística en el Institute for Integrative Nutrition en Nueva York. Así mismo, siguió cursos de Comida Viva con el gran Chef Pol Grégoire. Hoy en día es Health Coach y se dedica a dar asesoría y cursos de nutrición y cocina mamás y niños que quieren cambiar sus hábitos alimenticios para vivir una vida más saludable, más plena y feliz.

    Danos tu opinión