Cómo preparar a tu hijo para ir  a la escuela
En muchos países, los tres años marcan el principio de la educación preescolar. Aunque la mayoría de programs son opcionales, muchos padres optan por mandar a sus pequeños a la escuelita alrededor de los tres años.

Cómo preparar a los niños para la escuela

En muchos países, los tres años marcan el principio de la educación preescolar. Aunque la mayoría de programas son opcionales, muchos padres optan por mandar a sus pequeños a la escuelita alrededor de los tres años.

Algunos niños han estado anteriormente en la guardería o jardín de infantes, otros han estado en casa con sus padres, familiares o un cuidador, y otros han tenido una combinación de ambas cosas. Sea cual sea el arreglo que tu preescolar ha tenido, si decides mandarle a la escuela a los tres años es recomendable prepararlo para este emocionante paso adelante. Como toda transición, es muy importante que la niña(o) se familiarice con los cambios que tiene por delante. Cuánto más le preparemos, más fácil va a ser su incorporación en la escuela.

¿Qué podemos hacer para prepararles para la escuela?

Háblale acerca de la escuela, explícale qué significa ir al colegio, qué pasa en el colegio, quién va a ir, quién es el maestro, qué actividades se hacen en la escuela y déjale que te haga muchas preguntas acerca de la escuela. Si tiene un hermanito o amigo que ya va a la escuela, sugiérele que le haga preguntas a él/ ella directamente y que comparta su experiencia. Si tienen la oportunidad, visiten la escuelita juntos. En muchas escuelitas, te permitirán pasar un tiempo con tu preescolar en la clase antes de que tengas que dejarlo. Esto es lo que los expertos recomiendan.

En general, los padres empiezan pasando un tiempo en la clase y poco a poco van dejando que el niño(a) pase más tiempo por su cuenta.

En casa pueden leer libros acerca de la escuela y hasta pueden hacer suo propio libro con fotos o dibujos acerca del primer día de escuela; ¿qué va a pasar? ¿Quién le va a acompañar? ¿Quién habrá en la escuela? ¿Qué tendrá que llevarse? ¿Qué actividades son probables que hagan? ¿Quién le recogerá? Leer libros una y otra vez le ayudará a sentirse más seguro durante su transición a la escuela.

Pregunta en la escuela si puede llevar un objeto de casa para tener con él/ ella durante sus primeros días. Tener un objeto familiar en un ambiente desconocido le ayudará a sentirse más cómodo. A veces, es buena idea darle una foto de su familia que pueda mirar cuando se sienta solo o extrañado en la escuela. En casa, háblale abiertamente de los sentimientos que uno tiene cuando se embarca en una nueva aventura desconocida. Háblale acerca del miedo que puede sentir pero también acerca de la emoción que tu sientes que tu pequeño(a) vaya a empezar la escuela.

Háblale de forma positiva acerca del colegio y muestra tu entusiasmo por la nueva etapa que tiene por delante. Es probable que tu sientas ambivalencia de que tu preescolar empiece la escuela, pero hemos de tratar de no mostrarles esta ambivalencia para darles la sensación de seguridad que necesitan para entrar en una nueva fase en su desarrollo. Es importante que tú te sientas cómoda(o) con la escuela o programa que has escogido.

No tengas miedo de hacer preguntas, hablar con el personal y asegurarte que todas tus dudas han sido resueltas. Si tu no estás cómoda(o) con el programa, es muy fácil que le transmitas esta sensación a tu preescolar. Siempre queremos darles un mensaje de seguridad “sé que este es un lugar fenomenal para ti donde vas a aprender y hacer amistades”. Nuestra seguridad va a engendrar seguridad en ellos.

Aprovecha este logro en su desarrollo para reflexionar en estos tres últimos años. Hablen de todas las metas que ha conseguido y lo maravilloso que es que ya esté listo para empezar la escuelita. ¡Celebren este momento y disfrútenlo!

La Dra. Helena Duch es psicóloga infantil y familiar especializada en trabajar con familias que están planeando, esperando y criando a niños en la primera infancia. La Dra. Helena tiene un doctorado en psicología infantil y escolar de New York University y una maestría en Psicología del Desarrollo Infantil de Columbia University y es licenciada en Psicología Clínica por la Universidad Ramon Llull en Barcelona. Además la Dra. Helena está licenciada como psicóloga en el estado de Nueva York y en España, su país natal.

NOTA: Este artículo es para fines educativos solamente y no reemplaza una consulta médica o psicológica. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o de comportamiento sino consultar a algún médico o profesional de salud mental que te examine en persona y que esté autorizado para practicar su profesión en la localidad donde vives.

    Danos tu opinión