Para muchos padres y madres, la llegada de un nuevo miembro a la familia es un hecho que los llena de alegría, pero a veces para sus hijos la llegada de un nuevo hermanito es sinónimo de celos y desplazamiento.

Cuando llega un nuevo hermanito

 

Algunas veces tu hijo puede no estar preparado para la llegada de un nuevo hermanito debido a que no tiene la suficiente madurez intelectual para entender este novedoso acontecimiento en su vida. Por esto tu hijo puede llegar a sentir celos al ver que sus papás están prestando algún tipo de atención a otro bebé.

 

Después de que haya nacido tu nuevo bebé, tu otro hijo puede extrañarte a ti y a su papá y sentir que toda la atención está enfocada hacia su nuevo hermanito. Es por ello que tu hijo mayor puede desarrollar algunos comportamientos inusuales con el fin de llamar la atención tuya y de su padre. No te extrañes si encuentras comportamientos poco comunes en tu hijo, tales como: portarse mal, olvidar decirte que necesitaba ir al baño o tener un ataque de rebeldía, entre otros, con el fin de llamar la atención.

 

Para evitar estos comportamientos, la psicóloga Liliana De la Torre recomienda que durante el embarazo le hables a tu hijo sobre su nuevo hermanito. Según la psicóloga de la Torre, quien actualmente es psicóloga de un colegio en el sur de Florida, Estados Unidos, para un niño mayor la llegada de un nuevo hermanito es un hecho muy complejo, y señala que “ si le hablas a tu hijo mayor sobre su nuevo hermanito y su llegada, ayudarás a que el niño vaya aceptando la idea de compartir a sus padres con alguien más y cuando el nuevo bebé nazca, es probable que el hermano mayor llegue a sentirse orgulloso de su nuevo hermanito”.

 

La llegada de un nuevo hermanito para tu hijo puede ser muy positiva. En el caso de María C. Oliveros, el consejo dado por la psicóloga de la Torre funcionó. María es mamá de dos niños, empezó a hablar con su hijo Camilo sobre su embarazo y a explicarle que después de cierto tiempo iba a haber alguien más en la familia. Al principio él no entendió mucho, pero al ver que su papá le hablaba al vientre de su madre y le decía que ahí estaba su nuevo hermanito, Camilo también empezó a hacer lo mismo y cuando lo hacía llamaba al nuevo bebé por su nombre, Sofía. “Todavía no sabíamos que el bebé iba a ser niña pero, efectivamente así fue”, dijo María. Éstas son algunas sugerencias que la psicóloga Liliana de la Torre nos dio, para que puedas ayudar a tu hijo a asimilar la llegada de un nuevo hermanito:

 

Consejos para ayudar a un hijo a adaptarse a la llegada de un hermanito

 

  • Háblale sobre el nuevo bebé durante el embarazo.
  • Deja que tu hijo hable con el nuevo bebé que está en tu vientre.
  • Deja que tu hijo te visite en la clínica después del nacimiento.
  • Cuando le hagas un regalo a tu hijo mayor, no le digas que el regalo se lo hizo el recién nacido, ya que puede ser contraproducente si el niño está en edad de entender que el bebito no podría habérselo traído en realidad. Cuando el hermano mayor es grandecito, es mejor que sepa que el regalo se lo dan los padres, ya que así se reafirma que él es muy importante para papá y mamá.
  • Dedica un tiempo exclusivo para cada uno de tus hijos (mínimo de 15 minutos) en los cuales se incluya un poco de contacto físico, como abrazos, juegos, etc.
  • Pide a los abuelos de tu hijo mayor o a alguien más que lleven el niño al zoológico, al cine, a comer un helado, o a hacer algún tipo de actividad.
  • Cuéntale una historia a tu hijo mayor mientras le das alimentación materna a tu bebé recién nacido.
  • Deja que tu hijo mayor participe en las conversaciones referentes al tema del nuevo hermanito.
  • Desarrolla actividades que involucren a tu hijo mayor con el nuevo bebé, en las cuales tu hijo mayor tenga más contacto con su nuevo hermanito.
  • Préstale más atención de lo usual a tu hijo mayor para que no se sienta desplazado.

Lo más importante es que le hagas saber a tu hijo mayor que siempre habrá mucho amor para darle y que compartir con su nuevo hermanito es algo muy bueno.

Danos tu opinión