Cómo responder si tu hijo pregunta: ¿De dónde vienen los bebés?
Muchas madres preguntan cómo contarles a sus hijos de dónde vienen los bebés. Es normal que los niños pregunten cómo se hacen los bebés, si acaso la cigüeña existe y cómo llegaron ellos al mundo. La psicóloga Helena Duch te aconseja qué responder. Una pista: no hay que mentirles a los niños.

Cómo responder si tu hijo pregunta: ¿De dónde vienen los bebés?

C mo responder si tu hijo pregunta   De d nde vienen los beb s

Últimamente he recibido cartas de varias usuarias de Todobebé preguntándome desesperadas cómo contarles a sus hijos de dónde vienen los niños. Es muy común que hacia los los niños empiecen a hacerse esta pregunta y acostumbra a abrumarnos bastante. En la edad preescolar los niños empiezan a tomar conciencia de las diferencias de género, las diferencias anatómicas y también a reconocer que las llevan a un bebé dentro de sí. Esto les genera preguntas y dudas.


La mejor manera de abordar este tema es recordar que los niños a esta edad necesitan información muy, muy simple y no largas explicaciones acerca de la reproducción humana. Como con toda , siempre es bueno comenzar con una pregunta de vuelta, “¿Qué piensas tú?” Es mucho más fácil abordar el tema comprendiendo primero qué conocimiento o ideas tiene acerca del tema. A partir de allí, le podemos clarificar las ideas equivocadas que tenga y darle la mínima información que satisface su curiosidad.


Es esencial NO MENTIRLE, y esto no significa tener que contarle absolutamente todo lo que tiene que ver con la y la reproducción, sino de una manera simple, contarle la mínima información que responda a su pregunta de forma breve y adecuada a su edad. Si le mentimos y le hablamos de las cigüeñas u otras historias, cuando aprendan que no somos una fuente fiable de información, dejarán de preguntarnos a nosotros e irán a buscar información a través de otras fuentes. Esto es siempre más arriesgado porque cómo padres perdemos el control de la información que reciben. Si por la contra, saben que siempre pueden venir a preguntarnos a nosotros y que les responderemos sin avergonzarles o reñirles, continuarán viniendo a nosotros para más información.


Un niño de no necesita saber mucho más que papá puso una semilla (o esperma) y mamá un huevo y que entre los dos crearon un bebé. El bebé crece en el útero de mamá (que no es la barriga) y que cuando el bebé haya terminado de crecer un doctor ayudará a que el bebé salga de la barriga de mamá de manera segura. Si esta información deja a tu hijo satisfecho, no hace falta ir más allá. Si por la contra le genera más preguntas, sigue el mismo ritmo, preguntándole primero qué cree y luego dándole la respuesta más simple, verdadera y apropiada a su edad. La pregunta que más vergüenza le genera a los padres es el cómo papá y mamá juntan la semilla y el huevo. Si surge esta pregunta, puedes responder de manera simple y a la vez también ofrecerle los valores que quieras que asocie con la reproducción. Una forma simple es decirle que papá introduce su pene en la vagina de mamá. A partir de allí puedes añadir los valores que quieras (e.g. es algo que sólo hacen los adultos que se quieren, que quieren tener un bebé, que están casados…)


La conversación de dónde vienen los niños y en general el con tus hijos es algo que vas a tener que hacer más de una vez, a medida que vayan creciendo y sus preguntas y curiosidades aumenten. Recuerda siempre de seguir el ritmo de tus hijos, de no demostrarles enojo o vergüenza por sus preguntas (que realmente en esta edad son inocentes) y de responderles de forma verdadera pero simple y apropiada a su edad.


A muchos padres les ayuda usar libros o historias para abordar estos temas. No te pierdas nuestro artículo de para niños en edad preescolar. Usa experiencias del día a día, como un familiar o amiga que está embarazada para hablar de estos temas e ilustrarlos de forma concreta.


Recuerda siempre que tú eres la mejor fuente de información y apoyo para tus hijos y que aunque estas , la confianza que tus hijos depositan en ti será la base de una buena comunicación a lo largo de su vida.

 

La Dra. Helena Duch es psicóloga infantil y familiar especializada en trabajar con familias que están planeando, esperando y criando a niños en la primera infancia. La Dra. Helena tiene un doctorado en psicología infantil y escolar de New York University y una maestría en Psicología del Desarrollo Infantil de Columbia University y es licenciada en Psicología Clínica por la Universidad Ramon Llull en Barcelona. Además la Dra. Helena está licenciada como psicóloga en el estado de Nueva York y en España, su país natal.

NOTA: Este artículo es para fines educativos solamente y no reemplaza una consulta médica o psicológica. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o de comportamiento sino consultar a algún médico o profesional de salud mental que te examine en persona y que esté autorizado para practicar su profesión en la localidad donde vives.

    Danos tu opinión