Receta: Mini pasteles de San Valentín
Ayuda a tus hijos a aprender nuevos conceptos y a expresar su creatividad y cariño a sus seres queridos. Aquí, una receta ¡para chuparse los dedos!

Receta: Mini pasteles de San Valentín

Heart shaped cake

El día del amor y la amistad ya está cerca y qué mejor manera de mostrarles cariño a nuestros hijos que pasando tiempo con ellos. Y mucho mejor si podemos hacer con ellos algo que los ayude a aprender nuevos conceptos y a expresar su creatividad.

Hoy, tenemos una receta para cocinar con tus niños unos lindos mini pasteles en forma de corazón. Aunque parezca una simple actividad, estarás ayudando a tus chiquitines a comprender cómo funcionan las medidas al ayudarte a calcular las cantidades, a desarrollar su motricidad fina al decorar su bizcocho y a dar rienda suelta a su creatividad.

Ingredientes y utensilios

  • Caja de mezcla para bizcochuelo (del sabor que prefieras)
  • Necesitarás también los ingredientes que la caja sugiera para hacer el pastel – usualmente huevo, aceite y agua
  • Moldes de pastel pequeños en forma de corazón. Si no tienes, también puedes hornear la torta en dos Moldes de pastel pequeños en forma de corazón (obteniendo un bizcocho delgado en cada uno) y usando cortadores de galletas en forma de corazón.

Para la crema pastelera

  • 3 tazas de azúcar glass o impalpable
  • 1 taza de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 a 2 cucharadas de crema de leche

Preparación

Prepara el bizcocho de acuerdo a las instrucciones en el paquete, explicándole a tus hijos sobre las medidas que usas o dejándolos leerte las instrucciones. Deja que se enfríe.

Nota: Si decides usar cortadores de galleta para darle forma a tu pastel, tendrás que poner un pedazo encima del otro para que alcance el grosor deseado.  Y ya que los filos de la torta botarán mucha migaja al haber sido cortados, es buena idea meterlos al congelador por un rato antes de cubrirlos con la crema pastelera.

Para hacer la crema pastelera, usa una cortadores de galleta para mezclar el azúcar y la mantequilla. Bátelos a velocidad baja hasta que estén bien mezclados y luego aumenta la velocidad a media y bate durante otros 3 minutos.

Agrega la vainilla y la crema y continúa batiendo a velocidad media durante 1 minuto más, agregando más crema si es necesario hasta que la consistencia sea buena para untar. Puedes también agregar unas gotas de colorante rojo para que el color de la crema se torne rosado.

Al untar el cake o ponqué con la cobertura primero pon una capa fina que será la que lo cubrirá y evitará que haya migajas en la crema batida que lo adornará. Luego, puedes ponerle otra capa para cubrirlo por completo.

 

La parte más divertida para los niños

Ahora sí, deja que tus niños le den rienda suelta a su imaginación.  Pon sobre la mesa los pasteles pequeños con forma de corazón que prepararon y deja que lo decoren con unos cuantos chocolates pequeños, corazoncitos de caramelo, bolitas miniatura plateadas o doradas, en fin, lo que su creatividad disponga.

Después de que hayan sido decorados pueden ponerlos en platitos plásticos pequeños (busca que sean de un material que no se doble fácil) y envolverlos con papel celofán y cinta. Es una muy bonita manera de desearles un feliz día de San Valentín a abuelitos, profesoras, amiguitos u otros familiares, sin mencionar lo mucho que tus niños aprenderán ayudándote a hacerlos.

Danos tu opinión