Es muy común que las embarazadas se quejen de la hinchazón de pies. No sólo dificulta el colocarse los zapatos, sino que es muy incómodo. Nuestra nutricionista te da algunos consejos para tratar de minimizar la retención de líquido.

Contesta la nutricionista: ¿Cómo puedo aliviar la hinchazón durante el embarazo?

Pregunta:

Andrea, yo quisiera consultarte acerca del hinchamiento de mis pies. Tengo 7 meses de embarazo y peso 136 libras, mi trabajo es de pie, eso puede ser lo que me esta ocasionando esto. ¿O podría ser exceso de sal o quizás algún problema en los riñones?

Respuesta:

La hinchazón de las piernas y la sensación de pesadez durante el embarazo es producto de la retención de líquido causada por la disminución del retorno venoso de las extremidades inferiores. Como bien dices, estar mucho tiempo de pie y el exceso de sal en la alimentación agravan este problema.

Para aliviar en parte esta condición te recomiendo caminar más, poner las piernas en alto, darse masajes de drenaje linfático y reducir al máximo el consumo de sal. Esto implica reducir el consumo de la sal de mesa como tal y los alimentos que la contengan en exceso como son:

  • pan
  • quesos maduros
  • embutidos, cecinas o fiambres
  • conservas de preparación industrial dulces o saladas
  • mermeladas de tipo industrial
  • productos de pastelería que contengan bicarbonato de sodio
  • salsas picantes
  • mostaza
  • salsa de tomates industrial
  • sal de fruta
  • bicarbonato de sodio
  • verduras escabechadas
  • agua mineral (salvo que no contenga sodio)
  • sopas de sobre y caldos concentrados industriales.

Eso sí, cuando la retención de líquido va acompañada de dolor de cabeza, tómate la presión sanguínea para asegurarte que no estés sufriendo de hipertensión arterial (presión alta). Esto puede ser muy peligroso y convertirse en una condición llamada preeclampsia o toxemia. Consulta a tu médico si tienes dudas sobre el tema.

Andrea Torres Lobos es nutricionista titulada de la Universidad de Chile.

NOTA: Este artículo es para fines educativos solamente y no reemplaza una consulta médica. Todas las respuestas están basadas en la información brindada por el usuario y no se hará ningún esfuerzo por confirmar esos datos, incluso resultados de exámenes de laboratorio. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud, sino consultar a algún médico que te examine en persona y que esté autorizado para practicar medicina en la localidad donde vives.

Danos tu opinión