Aumento en casos de tos ferina por falta de vacunación
Un nuevo estudio demuestra que la falta de vacunación de tos ferina genera un aumento en casos de niños que sufren esta enfermedad.

Aumento en casos de tos ferina por falta de vacunación

Child with cold

Existe mucho debate acerca de la necesidad de administrar vacunas a los bebés y niños. Algunos padres se preocupan acerca de los posibles efectos secundarios que algunas vacunas se cree que pueden tener y este miedo les lleva a dejar de vacunar a sus hijos. Un nuevo estudio publicado en Junio 2009 en la prestigiosa revista Pediatrics (Pediatría en inglés) nos recuerda una vez más porqué es esencial vacunar a los niños. En los últimos 40 años, las vacunas infantiles han eliminado o reducido enfermedades como la polio, difteria, rubeola, sarampión y paperas.

En este estudio los investigadores miraron la vacuna de la pertussis (tos ferina o tos convulsiva) en un grupo de 156 niños que sufrían la enfermedad y 595 que no la tenían. Los niños que sus padres habían rehusado darles la vacuna de la tos ferina tenían 23 veces más posibilidad de sufrir la enfermedad que los niños que estaban vacunados. La tos ferina es una enfermedad de muy fácil contagio causada por una bacteria que ataca a los bronquios y bronquioles produciendo inflamación y un estrechamiento de las vías respiratorias. De acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por sus siglas en Inglés), los niños menores de un año contagiados con la tos ferina tienen un alto riesgo de desarrollar problemas respiratorios severos y hasta enfermedades que ponen su vida en riesgo. Debido a la falta de aire que siente el niño, respira profundamente y rápido mientras tose, haciendo un sonido particular de esta enfermedad. La tos ferina puede manifestarse inicialmente como un común resfriado complicándose con el tiempo y aumentando los episodios de tos y dificultad respiratoria.

La mejor manera de prevenir la tos ferina o tos convulsiva es a través de la vacunación. Si sospechas que tu hijo puede tener tos ferina y tiene tos y dificultad respirando, consulta con tu pediatra de inmediato. La tos ferina se trata con antibióticos y en niños chiquitos o casos severos puede requerir la hospitalización. Muchos padres creen que si hay suficientes niños vacunados, la inmunidad de los otros niños prevendrá la enfermedad y en definitiva protegerá a sus hijos sin necesidad de vacunarlos. Esta teoría no funciona con la tos ferina. Aunque muchos niños hayan sido vacunados, si tu hijo no lo ha sido, tiene riesgo de enfermarse con la tos ferina. Es por esta razón que los expertos y los investigadores urgen a todos los padres a hablar con sus pediatras acerca de los riesgos y beneficios de las vacunas y a vacunar a sus hijos para prevenir enfermedades de fácil contagio.

Además es posible que rehusar las vacunas tenga un impacto a largo plazo en las comunidades donde viven tus hijos y que pongan a niños y adultos con salud vulnerable en riesgo. ¡No lo dejes pasar! Habla con tu pediatra de las vacunas y exprésale tus preguntas y preocupaciones. Es esencial.

Ver más

Danos tu opinión